•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

William Aragón, corresponsal del diario La Prensa en el departamento de Madriz, fue bajado de un bus de pasajeros esta mañana, por oficiales de la Policía Nacional, quienes lo trasladaron a la estación policial de Condega y cinco horas después ha sido liberado, según reportó el mismo periodista vía telefónica a sus jefes en Managua.

El hecho ocurrió a eso de las 11 de la mañana, cuando Aragón se dirigía con sus dos hijas, de 6 y 10 años, abordo de un bus que iba de Condega a Estelí.

Tras detener el bus en que viajaba como pasajero, oficiales de la Policía Nacional lo trasladaron a una delegación policial debido a que en ese momento, el periodista no portaba su cédula de identidad.

A eso de las 4 de la tarde el periodista ha sido liberado, y según la explicación que le dieron en la Policía de Condega, lo retuvieron durante unas cinco horas "por no portar cédula de identidad", aunque el diario destaca que "la Policía no lo agredió ni le quitó su teléfono móvil".

"El corresponsal de La Prensa ha sido víctima en diferentes ocasiones del asedio policial y parapolicial. El pasado mes de julio, sujetos encapuchados a bordo de motocicletas realizaron tres disparos contra la casa de Aragón en Somoto", indica La Prensa en una nota publicada en su sitio web.

El diario también denuncia que Aragón ha recibido amenazas de muerte por parte de simpatizantes sandinistas del departamento de Madriz.

"El pasado 26 de octubre, oficiales de la Policía y parapolicías en motocicletas lo asediaron, junto a dos periodistas más, cuando realizaban entrevistas en el municipio de San Juan del Río Coco, en Madriz, para conocer de la situación del sector cafetalero", agrega la nota de La Prensa.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), advirtió desde el 2 de octubre, del peligro de que la cuarta etapa de la represión en Nicaragua estuviera dirigida a los medios de comunicación independientes en Nicaragua.

“Ustedes saben bien las etapas en las que ha pasado el conflicto, de la represión a la protesta, a la manera en la cual los tranques fueron levantados, ahora a la criminalización de la protesta social y veo además un elemento adicional preocupante, pareciera ser que la próxima etapa tristemente va dirigida a los comunicadores”, manifestó en ese momento Joel Hernández, miembro de la CIDH y relator para personas privadas de la libertad.

Agresiones a otros periodistas esta semana

El director de la radio Mi Voz, de la ciudad de León, fue detenido el pasado miércoles con lujo de violencia por oficiales de la Policía Nacional, y al día siguiente lo liberaron, con señales visibles de haber sido agredido.

“Estuve retenido por más de 30 horas, sin motivos, sin razones fundamentadas, todo aquel que habla, todo aquel que da noticias obviamente que tenga que ver con intereses de carácter político, institucional en el país, se convierte en este momento en tranquista, terrorista y al parecer alguien me vio así”, expresó Montalván al ser liberado la noche del jueves.

El reportero de la sección deportiva de La Prensa, Germán García fue agredido este jueves físicamente por simpatizantes sandinistas, cuando daba cobertura a la visita del recién coronado campeón de boxeo, Félix Alvarado, al mercado Roberto Huembes.

"A García lo golpearon, le borraron videos y fotos de su celular y lo obligaron a grabar un video diciendo que no le había pasado nada", denunció el diario La Prensa.