•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos(CIDH) han migrado más de 50,000 nicaragüenses a Costa Rica producto de la crisis que enfrenta el país desde abril pasado. La historia de Gender, de 21 años, estudiante de quinto año de Medicina, es una de ellas.

Durante las protestas, Gender decidió salir a las calles a brindar asistencia médica junto a unos amigos de la misma Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), sin pensar que eso lo obligaría a salir del país cuatro meses más tarde.

La historia de este nicaragüense fue retomada por el diario La Nación de Costa Rica. Según la publicación, Gender tenía grandes sueños por cumplir en su país, pues solo le faltaban dos meses para terminar su penúltimo semestre.

Al igual que Gender, muchos médicos salieron a prestar sus servicios a las calles por la negativa del Gobierno de atender a los heridos en los hospitales públicos.

Gender, como lo identifica el diario costarricense, era un alumno que mantenía un promedio de 91 puntos. Anhelaba obtener una especialización en el tema de salud mental y formar parte del cuerpo docente en su universidad.

“Sus familiares no les han podido enviar dinero, se han tenido que mantener a base de ayudas que dan organizaciones de migrantes. Al ser un indocumentado, no ha podido encontrar trabajo. Pasa sus días ayudando como voluntario en el Consultorio Médico Sor María Auxiliadora Romero, donde atiende a refugiados nicaragüenses”, dice la publicación de La Nación.

De acuerdo con el informe de la CIDH, entre enero y septiembre de este año, un total de 52,000 nicaragüenses han permanecido en Costa Rica, la mayoría son estudiantes.

Del total de personas que se fueron a ese país del sur,  40,386 solicitaron protección internacional y 13,697 ya han formalizado su solicitud de asilo.

La CIDH estima que en Nicaragua han muerto 322 personas como resultado de los enfrentamientos.