•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Cinco hombres arrestados por protestar contra el Gobierno de Nicaragua, en un cementerio el pasado 2 de noviembre, día de los difuntos, fueron liberados hoy por la Policía Nacional, informaron sus familiares.

Galo Suárez, Omar Sánchez, Jeyson Amador, Gerónimo Guzmán Amador y José Dávila fueron liberados la tarde de este lunes, luego de tres días en una prisión del municipio de Nueva Guinea, informó el padre del primero, Galo Suárez, a periodistas.

Los hombres, entre ellos cuatro jóvenes y un maestro, fueron capturaos por la Policía cuando se disponían a depositar coronas de flores con los colores de la bandera de Nicaragua, azul y blanco, a sus familiares fallecidos, afirmó Suárez.

Aunque en Nicaragua no es delito protestar ni combinar los colores de la bandera nacional, la Policía local ha llevado a prisión a personas que se manifiestan de esta manera, incluyendo a un vendedor de banderas nicaragüenses en días recientes.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) informó que el fin de semana al menos 17 personas fueron capturadas por protestas similares, la mayoría en los cementerios, el día de los difuntos.   

El arresto y posterior liberación se da en medio de una crisis sociopolítica que ha dejado más de 300 muertos, según organismos humanitarios.

17 personas fueron detenidas por protestar en los cementerios / Archivo Entre los detenidos el dos de noviembre está el reconocido maratonista Alex Vanegas, a quien la Policía sacó de un cementerio de Managua cuando daba acompañamiento a las familias de las personas que fallecieron en las protestas.

Mairena y Mena a juicio después de cuatro meses

Según el hijo del maratonista, su padre permanece en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), mejor conocida como El Chipo y que al preguntar la razón de su detención la Policía no les da una explicación.

Esta es la sexta ocasión que Alex Vanegas es detenido por la Policía en la antepenúltima ocasión fue liberado cuatro días más tarde y al salir de la cárcel denunció que un policía lo había golpeado.