•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El informe del Ministerio de Gobernación, entregado este lunes a la Comisión de la Verdad, afirma que del total de detenidos en el marco de las protestas antigubernamentales 256 son hombres y 17 mujeres, para un total de 273 personas. 

La cifra es menor a las presentadas por organismos de derechos humanos. La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) detalló en octubre pasado que los presos eran al menos 300 personas. 

El Comité Pro Libertad de Presos y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, estiman que hay 375 detenidos que son procesados. 

La ministra de Gobernación, María Amelia Coronel Kinloch, quien entregó el informe a la Comisión de la Verdad, acompañó el documento con una serie de fotografías en las que se observa principalmente a las mujeres detenidas recibiendo atención médica, tomando el sol, comprando en el bar del penitenciario y recibiendo visitas y víveres de sus familiares.

Caso de enferma terminal

Coronel negó que entre las reclusas que se encuentran en el Sistema Penitenciario de Mujeres “La Esperanza”, haya una con cáncer terminal. 

Hace días, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos  (Cenidh) confirmó la veracidad de una carta que circuló, y en la que se afirmaba que la detenida Brenda Muñoz está en prisión, pese a sufrir de un cáncer hepático en fase terminal.

Según la ministra, a las autoridades penitenciarias no se les ha entregado ninguna epicrisis en la que se notifique sobre el estado de salud de la detenida, a quien supuestamente se le ha brindado un total de nueve atenciones médicas dentro del penal. 

Muñoz aparece en una de las fotografías recibiendo atención médica el pasado primero de noviembre. 

Derechos humanos se pronuncian 

Pablo Cuevas, asesor legal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), dijo que el documento de Gobernación no brinda información objetiva, partiendo de que las autoridades nunca han atendido sus solicitudes de llevar reclusos a Medicina Legal. 

“Hay falta de transparencia, simplemente se dedican a brindar informaciones carentes de verdad. Los familiares han presentado epicrisis, además la sintomatología de la ciudadana interna les dan la razón”, dijo Cuevas. 

Por su parte, la CIDH en un tweet publicado este lunes, aclaró que en varias ocasiones el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) solicitó visitar las cárceles y nunca obtuvo respuesta del Estado. 

“En reiteradas ocasiones, MESENI de la CIDH pidió al Estado tener acceso a las cárceles de Nicaragua para observar sus condiciones de encierro. Compartimos comunicación enviada en septiembre, todavía sin respuesta”, dice textualmente el tweet.