•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Scarleth Cuadra Chévez, de 16 años, está convencida que la ingeniera en sistemas es lo suyo, por eso al salir de su jornada de clases en el colegio Buen Pastor se trasladó a la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) para averiguar los requisitos que debe cumplir para poder inscribirse.

“Me gusta la programación, también diseñar y graficar. Pienso  que puedo aplicar a la carrera”, dijo Cuadra Chévez.

La joven es una de los más de 3,000 bachilleres que las autoridades de la UNI esperan se inscriban a lo largo de esta semana para aplicar al examen de admisión en enero próximo.

“Nosotros esperamos que se prematriculen lo que normalmente viene a la universidad que son 3,500 estudiantes”, afirmó Freddy Marín Serrano, secretario general de la UNI.

Sin embargo, la fuente no descarta que dada la incertidumbre económica y política que se pronostica para el año entrante, el número de solicitantes podría ser mayor.

 “Más bien creemos que va a ser mayor este año, porque muchos estudiantes que han procurado ir a universidades privadas ahora van a querer venir a la universidad pública, puesto que el Estado es el que garantiza las becas, entonces nosotros esperamos que la afluencia de estudiantes va a ser mayor a 3,500”, señaló Marín Serrano.

Este 2018, un total de 3,400 bachilleres aspiraron a obtener un cupo en la UNI, de ese total, según datos oficiales 1,535 lograron pasar el examen de admisión e ingresar en una de las seis facultades que integran esta casa de estudios.