•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Por primera vez en la historia las noches granadinas de diciembre no habrá procesiones solemnes con la venerada imagen de la Inmaculada Concepción de María, a quien los católicos granadinos le llaman  “La Conchita”.

Esta vez, por la situación que vive el país, la antiquísima imagen de la Virgen María no bajará el 28 de noviembre a las calles de la gran sultana en sus majestosa carrozas y tampoco habría estallido de bombas y cohetes que anunciaban el paso de la imagen de la madre de Jesús.

Además, las procesiones durante el resto de la novena se realizarán en horas tempranas de la tarde para que la imagen de la patrona de los granadinos esté de regreso en la catedral a las 4:00 p.m., dijo el padre Winder Morales, vicario de la catedral de Granada.

El presbítero, quien preside el comité organizador del novenario a la Inmaculada Concepción de María, reveló que el próximo 28 de noviembre, cuando inicia la novena, la imagen no saldara en procesión.

“Este año durante con la bajada de la imagen (del altar mayor), el 28 de noviembre, no habrá procesión. La imagen va a permanecer dentro del templo cerca del presbiterio”, indicó el sacerdote en declaraciones al noticiero Radioperiodico Libre, de Granada.

Banda musical cambia

A diferencia de otros años, tampoco la banda de ceremonia del Ejército de Nicaragua llegará a amenizar las procesiones en honor a la Virgen, sino que lo hará una banda musical y un coro parroquial que está por definirse, explicó el religioso.

El  vicario de la catedral de Granada exhortó a los fieles católicos a vivir la fiesta mariana en una ambiente de reflexión. 

“Pidámosle a la Virgen que interceda por Nicaragua, para que cese la violencia y la represión”, apuntó.

“Las fiestas en honor a la Virgen María no la vamos a hacer con la pompa de otros años, porque no es posible hacerlo cuando hay tantos hermanos que han muerto producto de la violencia, hermanos encarcelados, torturados y donde a diario hay detenciones arbitrarias”, subrayó el vicario de la catedral granadina.

Las procesiones en honor a la  Virgen María en Granada inician el 28 de noviembre de cada año y concluyen el 8 de diciembre, cuando la iglesia celebra de manera universal la solemnidad del dogma de la Inmaculada Concepción. 

Una de las carrozas en honor a la Purísima Concepción de María que se celebró en Granada el año pasado.

Debido a la situación de inseguridad que vive el país, la comunidad granadina junto a monseñor Jorge Solórzano decidieron que las actividades del novenario a la Inmaculada Concepción de María se terminen antes de las 6 de la tarde.

A través de un tuit que circuló ayer en las redes sociales, monseñor Jorge Solórzano, obispo de la Diócesis de Granada, confirmó el cambio que tendrá el novenario a la Purísima en Granada. 

“Entre toda la comunidad se decidió que las actividades de la novena a la Purísima se realizarán más temprano por la situación del país”, refirió el obispo, quien a la vez llama a la población  a que estas fiestas se vivan con más fervor religioso.

Cambio histórico

Esta será la primera vez que estas festividades, caracterizadas por mucho colorido por los juegos de luces que adornan las carrozas, se efectuará aún con la luz del sol.

La primera Purísima granadina se celebró en el año 1725 en el templo de San Francisco, hace unos 300 años, según una entrevista brindada a El Nuevo Diario por el historiador Jorge Díaz en el año 2016.

El historiador explica en la entrevista, que la Gran Sultana tiene una de las mejores celebraciones en honor a la Virgen Inmaculada Concepción, donde se vive un derroche de tradición en la que muchos fieles pagan sus promesas y milagros a la imagen.

“Las carrozas, los personajes, los altares y la decoración en general son aspectos importantes de esta festividad que atrae a todo tipo de público, incluyendo los extranjeros, quienes admiran todo el trabajo y la dedicación que tiene el pueblo mariano por el arte al exponer su talento a la patrona de la ciudad”, narró en ese momento Díaz.

A diferencia del resto de Nicaragua, en Granada, la Purísima se celebra en cada casa con personas invitadas, mientras que en los otros departamentos de este país miles de personas recorren las calles y hacen fila en viviendas donde se canta a la Virgen.

La tradición en honor a la virgen dura nueve días y en Granada la novena se celebra en nueve calles, en las cuales sus pobladores se organizan durante todo el año para recolectar los fondos con los cuales financiarán los altares y las carrozas.

Los diseñadores de carrozas han enriquecido la tradición, pues desde los orígenes diferentes artistas han destacado en la elaboración de sus motivos.

Las calles que realizan esta fiesta religiosa son la Calle Inmaculada; Sur Xalteva; La Concepción; Palmira y la Otra Banda; Cuiscoma; La Calzada; El Arsenal; Santa Lucía; y Calle Atravesada.

En cada calle se celebran serenatas, comuniones, confirmaciones y casamientos.

(Con la colaboración de Léster Arcia).