•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Policías y simpatizantes del Gobierno rodearon las calles aledañas a la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli) en el día del regreso a clases, luego que las actividades académicas estuvieran suspendidas desde el pasado 19 de abril, con el estallido de las protestas antigubernamentales. 

La Upoli, que estuvo tomada por estudiantes desde abril hasta principios de julio, abrió ayer sus puertas a los estudiantes del curso regular. Sin embargo, desde tempranas horas, la policía realizó un fuerte despliegue de fuerzas, militarizando prácticamente los alrededores del recinto. 

Aproximadamente a las 10 de la mañana, un grupo de al menos 10 patrullas llenas con agentes antimotines se establecieron cerca de los portones norte de la Upoli. Los policías estaban fuertemente armados. La vigilancia también se extendió hacia el portón sur o trasero de esta universidad. 

Algunas camionetas con antimotines realizaban a menudo patrullaje alrededor de toda la universidad. No se sabe cuál fue el motivo por el que la policía realizó el fuerte despliegue de agentes.

Douglas Alemán, encargado del área de Comunicación de esta universidad, aseguró que en el primer día de clases no llegó el 100% de los estudiantes, aunque no precisó una cifra exacta. 

Se espera que para este 10 de noviembre reingresen los alumnos de modalidad sabatino y al día siguiente, dominical. Los alumnos del curso regular entraron en el horario de 7 a 12 de la mañana y otro grupo entraría de 12 a 4 de la tarde.

Sobre la presencia de policías en los alrededores de la universidad, Alemán dijo que desconoce el motivo por el que se realizó el despliegue de policías.  

Plantón de simpatizantes del FSLN

Luego que la policía estuvo por varias horas cerca de la Upoli, simpatizantes del Gobierno, a bordo de buses, camionetas y motos llegaron a instalarse frente a los portones norte de la universidad al mediodía. 

Los seguidores de Daniel Ortega colocaron parlantes a todo volumen frente al recinto y también realizaron un plantón en los semáforos de  Villa Rafaela Herrera. El objetivo del Gobierno de realizar esta manifestación es desconocido. 

Algunos estudiantes de la universidad estaban saliendo de clases al momento en que los sandinistas llegaron. Incluso, un grupo de alumnos que comía en un quiosco cerca del portón norte, se alarmaron ante la presencia de estos grupos y se retiraron.La Policía mantuvo ayer numerosos agentes en los alrededores de la Upoli.

 

El vicerrector de la Upoli, master Jorge Sequeira, daría detalles a El Nuevo Diario sobre cómo transcurrió la reanudación de clases, sin embargo, la entrevista fue cancelada, ya que los grupos Pro Gobierno se establecieron frente a todos los portones.