•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

A partir de este jueves, los nicaragüenses que posean un carnet de solicitante de refugio en Costa Rica podrán solicitar un permiso laboral en ese país, informó este martes la Dirección General de Migración y Extranjería.

“Si usted es una persona extranjera y tiene un carnet de solicitante de refugio, puede solicitar su permiso laboral los días jueves y viernes de 8 a 11 de la mañana”, divulgó Migración costarricense en se cuenta oficial de Facebook.

Agregó que las solicitudes pueden realizarse sin previa cita ante la Unidad de Refugio, ubicada en la oficina central de Migración en el distrito de La Uruca, San José, la capital costarricense.

“Para hacer la solicitud de su permiso laboral, deberá presentar su carnet de solicitante de refugio. Recuerde que la solicitud de este permiso puede hacerla hasta después de tres meses de presentada su solicitud de refugio”, agrega la comunicación.

Nicas refugiados

Entre enero y septiembre de este año, al menos 52,000 nicaragüenses que ingresaron a Costa Rica, se han quedado en su territorio, y más de 40,386 han manifestado al Estado costarricense la necesidad de protección, revela el informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) de visita a Costa Rica entre el 14 y 18 de octubre de este año.

Hasta septiembre, 13,697 nicaragüenses habían formalizado su solicitud de asilo “por medio de una entrevista con las autoridades migratorias” de Costa Rica, señala el reporte. 

“Los meses en que se recibió un mayor número de solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado por parte de personas nicaragüenses, han sido de junio a agosto de 2018 (3,344; 5,279 y 4,055, respectivamente), cuando empezaron a evidenciarse otras formas de represión, criminalización y persecución en Nicaragua”, añade la CIDH.

Basándose en 259 testimonios de inmigrantes nicaragüenses, el organismo de la OEA ha determinado que la mayor parte de quienes se han ido a Costa Rica en los últimos meses son estudiantes que participaron en las protestas contra el gobierno de Nicaragua, defensores de derechos humanos, líderes de movimientos sociales, campesinos y personas que apoyaron a los protestantes.