•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los problemas económicos a consecuencia de la crisis que enfrenta el país, obligaron a la gerencia del centro de compras Plaza Inter a emitir un comunicado en el que propone a los propietarios de tiendas y kioskos un ajuste en el descuento de los pagos de arriendo. 

En un comunicado que se dio a conocer en las redes sociales, la gerencia de este centro de compras propone un descuento a la factura de la renta del 50%, que se aplicará al descuento del 25%, que ya se había aplicado con anterioridad a partir del 1 de noviembre. 

“El descuento en el pago de la renta se realizará sucesivamente hasta próximo aviso (…). Esperamos que juntos continuemos en la lucha para mantenernos ante la situación y atraer más visitantes”, cita el comunicado dirigido a los inquilinos y que es firmado por Winnie Tsai, representante legal del centro de compras.

Francis Torres Shu, gerente de Renta y Mercadeo de la plaza de compras, declinó referirse al tema aduciendo que está en una semana complicada de trabajo. Posteriormente, la administración informó que la encargada para hablar del asunto está fuera del país. 

Inquilinos confirman

Responsables de algunos establecimientos confirmaron a El Nuevo Diario que el ajuste en el pago de arriendo efectivamente entró en vigencia a partir del primero de este mes.

Los consultados, quienes omitieron sus identidades, señalaron que con esta nueva medida podrán operar hasta final de año. 

“No estábamos vendiendo, la gente dejó de venir y por las noches esto era un edificio vacío. El dinero que ingresaba era para gastos de operación”, dijo el encargado de una de las tiendas.

Por su parte, otro responsable de tienda afirmó que el reajuste al pago de arriendo fue acertado en el sentido que los establecimientos podrán seguir operando y no será necesario, al menos de momento, despedir personal. 

“La dinámica antes era buscar personal extra, ahora lo que se pretende es no cerrar. Esto nos da tranquilidad porque da alternativas para seguir trabajando. No creo que en este centro comercial esté alguien molesto por pagar menos por el arriendo. Esta medida es indefinida, no sabemos con exactitud cuándo acaba”, indicó.

Rebajas obligadas

La situación que golpea de manera drástica obligó a los dueños de negocios de esta plaza de compras a hacer rebajas de 20, 30 y hasta 50 por ciento en los artículos que ofertan. 

La encargada de una tienda de juguetes reconoció que este año ha sido uno de los peores en cuanto a ventas, pues las mismas descendieron hasta un 60%, y lo peor es que el mes pasado no lograron ni ajustar para el pago del servicio de energía eléctrica. 

“Vamos peor todavía, han traído productos nuevos, mercadería hay, pero no hay afluencia de clientes. En el día entran tal vez ocho clientes, la tienda tiene un promedio de ventas y conforme a eso nos damos cuenta cómo estuvimos en 2018, 2017 y 2016, y totalmente es bajísimo; se bajó más del 60%”, confió la encargada del negocio que teme ingresar a la lista de desempleados.

“Nosotros íbamos creciendo y todos los meses llegábamos a nuestras metas, a raíz de eso (la crisis) hace seis meses, es un bajón bárbaro y nos afecta”, agregó.

Esperan aguinaldo

En otra tienda de productos del hogar, el encargado espera que el movimiento de circulante con el pago del aguinaldo sea un aliciente para incrementar las ventas en estos últimos meses del año. 

“El movimiento comienza a partir del 15 de noviembre, cuando ya hay más circulante, yo en lo personal no estoy muy optimista de que pueda ser como en años anteriores, porque hay que ver cuánta fuga de personas hay”, comentó el encargado de esta tienda que aplicó rebajas a sus artículos. 

El pago del aguinaldo será efectivo a partir del 21 de este mes para los trabajadores del Estado.

“Estamos apostando al aguinaldo, de momento se aprecia que el ambiente navideño toma forma. El año pasado para esta época ya teníamos compradores, pero esa la esperanza que tenemos”, añadió.