•   Bluefields, RACCS  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Una comisión logró mediar y llegar acuerdos con los reos que mantuvieron por varias horas un motín en el Sistema Penitenciario de Bluefields, Región Autónoma de la Costa Caribe Sur, por la supuesta violación a los derechos humanos, lo que dejó, al menos, tres policías y dos funcionarios de la cárcel lesionados, y 34 reos heridos, uno de ellos con un balazo en el cuello.

El joven falleció la tarde del lunes en el sistema penitenciario de Bluefields / Costesía

El pasado lunes 5 de noviembre ocurrió la muerte del reo Ernesto Samuel Hodgson, de 21 años, a consecuencia de una asfixia por broncoaspiración, tras la ingesta de alimentos, y eso detonó el amotinamiento de los reclusos.

Este miércoles por la tarde, la comisión integrada por familiares, el delegado de Gobernación, el jefe del sistema y líderes evangélicos, levantó una lista de demandas, explicó el delegado de Gobernación, Wilfredo Jarquín, y serán los encargados de dar seguimiento al cumplimiento de los acuerdos.

El funcionario señaló que los reos estaban destruyendo las celdas, arrancando puertas y se armaron de barrotes. Confirmó que dos funcionarios del sistema penitenciario fueron trasladados al hospital luego de ser golpeados con un pedazo de hierro que les lanzaron los reclusos.

El reverendo José Luis Cerna, miembro de la comisión mediadora, explicó que hablaron con los reos y escucharon sus demandas, por lo que se levantó una lista y esta fue entregada al jefe de la cárcel. “Allí no solo ustedes son familiares, nosotros tenemos que ver a los reos como si fueran familiares nuestros; les estoy hablando como pastor, ellos nos dijeron qué necesitan y esa lista ya fue entregada para que se trabaje en darle cumplimiento”, comentó.

El jefe del sistema penitenciario, Donald Pérez Garay se comprometió a evitar represalias contra los internos y anunció que se va a comenzar a trabajar en restablecer el orden dentro del penal.

Se conoció que después que la comisión logró bajar la tensión, la policía entró por la fuerza a las galerías de los presidiarios para restablecer el orden.

Familiares de los detenidos dijeron que estos se alzaron en protesta debido a que rechazan la versión de las autoridades sobre la muerte del joven Hodgson y aseguran que en realidad murió por una golpiza.

“Dicen que él estaba en una celda de castigo, lo tenían esposado de pies y manos, él vomitó sangre y cuando fue trasladado al hospital ya iba sin signos vitales”, denunció el familiar de un prisionero.

Una hermana de Ernesto Hodgson, el reo fallecido recientemente, reprochó al delegado porque no atendieron de la misma manera a su hermano, “ustedes tuvieron lugar para llevarlos al hospital porque no hicieron lo mismo con mi hermano, Ernesto Hodgson, quien no era ningún animal”, dijo al funcionario de Gobernación.