•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La embajadora de Alemania en Nicaragua, Ute König, dijo que en Alemania no tienen una ley sobre la reconciliación, pero las imágenes del proceso de construcción de la paz son testigos de la amistad profunda que existe hoy entre Alemania y Francia, naciones que se enfrentaron en el siglo pasado.

La diplomática se refirió al tema de la reconciliación y la paz en un discurso brindado la noche de este miércoles, durante la inauguración de la semana de conmemoración del Centenario del Fin de la Primera Guerra Mundial.

“No tenemos una ley alemana sobre la reconciliación, solamente leyes sobre reparaciones. La voluntad política y de todos permitió ese proceso de reconciliación que logró cambiar nuestra relación para siempre”, expresó la diplomática, al mencionar las diferencias superadas por  Francia y Alemania, países confrontados en las históricas guerras mundiales del siglo pasado.

“En el mundo de hoy se dice que una imagen habla más que mil palabras”, añadió, recalcando que tiene “imágenes que son testigos de momentos que son caminos de reconciliación y amistad profunda que reina hoy entre Francia y Alemania”. 

En la unificación de Europa, Francia y Alemania, comparten una historia común, marcada ahora por una “una reconciliación exitosa, que nace de una enemistad producto de una guerra y que culmina en una amistad profunda entre nuestros pueblos, gobiernos y diplomáticos”,  destacó König. 

Confianza, clave para dialogar

Destacó que la “confianza” es clave para poder mantener los diálogos y la cooperación entre los países europeos.   

Las instituciones europeas también aseguran que Europa pueda hablar con una sola voz en el mundo

“El cambio en una cultura del diálogo que cultivamos hoy en Europa es muy claro. Los jefes de Estado, sus ministros, su embajadores, intercambian literalmente, nos vemos, nos hablamos, nos conocemos, así es como surge la confianza, que es el requisito básico para una cooperación política exitosa”, enfatizó.

También dijo que “el ejemplo de Europa nos muestra que las personas y las naciones pueden aprender de la historia, una lección central es el diálogo e interacción en lugar de aislamiento y nacionalización, cooperación en lugar de confrontación”.

“La amistad entre Francia y Alemania tiene sus raíces en el proyecto europeo, en esta Europa unidad se aplica la fuerza de la ley y no el derecho del más alto.  Las instituciones europeas también aseguran que Europa pueda hablar con una sola voz en el mundo”, agregó  König.