•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Cruz Roja Nicaragüense (CRN), sufre un déficit presupuestario de aproximadamente C$6 millones, por lo cual hizo un llamado a la población a seguirla apoyando para continuar atendiendo las emergencias.

El tesorero nacional de CRN, Raúl Durietz, indicó que están tocando puertas para recaudar fondos e hizo un llamado a las empresas para que se unan a la noble causa y poder recoger los montos necesarios y cubrir las necesidades en lo que se refiere al Plan Gritería 2018 y Plan Verano 2019, que ya se aproximan. 

“En diciembre inicia la ejecución de estos planes y en entrenamiento ya comenzamos en octubre a capacitar a nuestro personal. Quiero destacar que eso requiere de fondos, desde traslado y aditamentos, a alimentación con las calorías necesarias para que puedan resistir el entrenamiento para ser efectivos en los rescates”, indicó Durietz.

El tesorero de CRN comentó que anualmente necesitan de C$11 a C$12 millones para cubrir todos los gastos y siempre las recaudaciones representan una dura lucha. 

En el 2017 para el Plan Verano, de los C$6 millones proyectados solo se recolectó el 50 por ciento para las atenciones y los C$3 millones faltantes fueron fondos institucionales. 

Situación más dura

Este año la situación fue un poco más dura y de las reservas de CRN se pusieron al menos C$4 millones para tener en servicio al personal de emergencias y salvamento.

Por otra parte, en medio de la crisis de este año, la institución benemérita brindó atención en un 150 por ciento más que el año pasado, aumentando los costos. Aunque gracias a los socios internacionales de CRN, eso se logró sufragar.

También hubo una baja en los servicios, haciendo referencia a los exámenes de la vista, de sangre, sicológico y revisión vehicular de emisión de gases.

Walkiria Arauz, secretaria del Consejo Departamental de CR en León, detalló que la filial impulsará dos actividades para la recolección de fondos a beneficio de los diferentes programas y servicios que se ofrecen de forma gratuita a la población en León. 

En el V Cruce Acuático Las Peñitas-Poneloya esperan la participación de al menos 200 nadadores, cuya inscripción tiene un costo de US$3, lo que incluye chequeo médico antes de la actividad, que también contará con personal que atenderá cualquier emergencia.

Asimismo está la rifa que como primer premio es un carro Suzuki Alto 800, el segundo será una lavadora y el tercero un televisor plasma de 48 pulgadas, el costo de la acción es de C$60 y se correrá el 29 de enero de 2019. Las acciones pueden obtenerlas en gasolineras de todo el país con voluntarios debidamente identificados, en las filiales y las oficinas de Belmonte.