•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente Daniel Ortega dijo que, igual que “los grupos intervencionistas” de la Organización de Estados Americanos (OEA), en referencia al Grupo de Trabajo para Nicaragua, no recibirá a una comitiva europea que pretende colaborar para la reactivación del diálogo nacional.

“No podemos aceptar las amenazas que nos lanzan, se sienten con derechos de mandar sus misiones aquí. Se sienten como se sentían hace 500 años para andar ocupando territorios en diferentes regiones de nuestro planeta, exterminado a sangre y fuego a los pobladores de esos territorios, y luego adueñándose de esos territorios”, manifestó Ortega.

Agregó que hay problemas en Europa pero hablan de que están preocupados por los presos políticos en Venezuela y Nicaragua, y no entienden ni aceptan que quienes están detenidos y juzgados “son por delitos comunes”.

“El que comete un crimen comete un delito común. Ahora el que dice cualquier cosa en el campo político, allá él, aquí no hay un solo detenido por hablar en contra del Gobierno e incluso por lanzar amenazas en contra del Gobierno.

Los que están detenidos son los que torturaron, asesinaron, vejaron y provocaron la muerte de centenares de hermanos nicaragüenses financiados por organismos no gubernamentales de EE. UU. y Europa. Ellos son cómplices de estos crímenes y ellos deberían pagar”, declaro Ortega en un discurso la noche de este jueves.

Ortega criticó a la Unión Europea por su apoyo en la reanudación del diálogo nacional. AFP\END

“Ya se les olvidó (a los europeos) esa larga historia de terror, de muertes, de enfrentamiento entre ellos, fíjense qué ejemplo para la humanidad, ellos hablan en nombre de la democracia y se presentan como los grandes defensores de los valores de la humanidad”, añadió el presidente de Nicaragua.

Luego dijo que “Hitler se convirtió en la expresión más brutal, más criminal del capitalismo de las pregonadas democracias occidental”.

Ortega se preguntó dónde nació la Segunda Guerra Mundial, dónde surgió el nacismo, fascismo, afirmando que Hitler llegó al poder respaldado por los grandes capitales de Alemania y EE. UU.