•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Franklin Javier Morales García y Carlos Manuel López son dos jóvenes señalados este viernes por las autoridades policiales como líderes de tranques en las ciudades de León y Granada, respectivamente.

El segundo jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), comisionado mayor Farle Roa Traña, los vinculó con diversos actos contra la propiedad pública e integridad física de las personas, torturas, secuestros y portación ilegal de armas, entre otros hechos.

A Morales se le acusa de la quema de dos delegaciones de Policía y un centro universitario, asaltar a un trabajador del seguro social y prenderle fuego a su vehículo, a cinco camiones de la Alcaldía y un plantel donde funcionaban oficinas y bodegas, dejando incluso a varios policías heridos.A Carlos Manuel López, el joven de Granada, la Policía lo señala de haber prendido fuego en dos ocasiones a la casa de un policía en esta ciudad.

El acusado de Granada, supuestamente intentó incendiar dos veces la vivienda de un oficial, incluso cuando había varios agentes dentro.

Según Roa, el joven Morales García, de 23 años, está involucrado en el incendio de la delegación policial ubicada en el barrio El Sagrario, de León, donde resultaron heridos tres policías. También “participó en la quema del Centro Universitario de la Universidad Nacional (CUUN), resultando una persona calcinada y dos policías heridos por impacto de bala”. Esos hechos ocurrieron el 20 de abril.

Además, lo acusan de haber incendiado cinco camiones, propiedad de la municipalidad de León y de haber atacado e incendiado la delegación policial del barrio de Guadalupe, el 12 de junio pasado.

No precisa el lugar

A Morales también lo vinculan con un asalto ocurrido el 9 de junio contra un trabajador del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS), a quien supuestamente despojaron de una pistola Glock 9 milímetros y le incendiaron la camioneta placa M11-548. Tanto el arma como el vehículo eran propiedad del INSS, pero en la conferencia, el jefe policial no precisó el lugar donde ocurrió el asalto, dado que la placa de la camioneta es de Managua.

El número de delitos que le atribuyen no termina ahí. A Morales lo señalan de haber participado el 11 de junio en el incendio del Complejo Germán Pomares Ordóñez, en León, donde funcionaban las oficinas de la Procuraduría General de la República, la Intendencia de la Propiedad y las bodegas del Ministerio Agropecuario y Forestal.

A Carlos Manuel López, el joven de Granada, la Policía lo señala de haber prendido fuego en dos ocasiones a la casa de un policía en esta ciudad. 

Según el comisionado mayor, Roa, el 26 de mayo, López y otros ciudadanos atacaron con morteros y armas de fuego la vivienda del oficial Ernesto José Jiménez Téllez.

“Al momento del hecho se encontraban la esposa (del agente policial), sus hijos, compañeros policías y del Sistema Penitenciario que se protegían del cobarde ataque. Los delincuentes rociaron gasolina, le prendieron fuego a la puerta del inmueble y continuaron realizando disparos”, afirmó Roa.

Agregó que López participó en un segundo intento de quema de la vivienda del policía, el 6 de julio de este año.