• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los propietarios de vulcanizadoras de la capital están siendo obligados a rendir cuentas a la Policía Nacional sobre el inventario de llantas viejas y usadas que tienen en su poder.

Oficialmente, la institución policial no ha informado públicamente su repentino interés por las llantas viejas, pero vulcanizadores consultados por El Nuevo Diario presumen que es por temor a que terminen en manos de manifestantes antigubernamentales.

Este jueves, locales ubicados en la zona noreste de la capital recibieron la repentina visita de oficiales del Complejo Judicial Ajax Delgado, quienes después de amenazarlos con encarcelarlos si regalaban o vendían llantas a opositores, les decomisaron “mercancía”.

“Vinieron y se llevaron una camioneta cargada con llantas. No me dieron explicación, sospecho que se las llevaron porque andaban rumores que querían tomarse la Universidad Politécnica de Nicaragua (Upoli). Se llevaron como 30 y me dijo un comisionado que si andábamos regalando las llantas, teníamos garantizada la cárcel”, explicó José Mojica.

Cuentan hasta llantas buenas

En otra zona de la capital, siempre al noreste, otro vulcanizador aseguró que está recibiendo la visita constante de su jefe de sector.

“Las llantas que tenemos para vender no se las llevan, solo las viejas, pero igual las tienen contadas. Ellos llevan un inventario y a diario están pasando para darse cuenta si vendo o no. Prácticamente les estoy rindiendo cuentas de lo que hago, siento como si ellos son mis jefes”, manifestó el obrero, quien omitió su identidad.

El afectado precisó que mensualmente comercializa entre 60 y 80 llantas usadas. Las ganancias que les genera ronda entre los cuatro y seis mil córdobas. Esto sin incluir el ingreso por las ventas de aceite, reparación de llantas y el chequeo de aire en las llantas.

“Me dijeron que no puedo tenerlas —llantas— a la vista de la gente, más que todo quieren que las tenga adentro guardadas. Me advirtieron que sí nos miran o se enteran que entregamos llantas hasta podemos caer presos”, indicó.

Les causa pérdidas

De acuerdo con los vulcanizadores, la nueva medida de la Policía está generándoles pérdidas. Los clientes al observar patrullas optan por no recurrir a sus servicios. Denunciaron que por las noches, la vigilancia es mayor.

Se conoció que la noche de este viernes, en un tramo de la carretera Masaya desconocidos montaron un traque exprés, que consiste básicamente en quemar llantas sobre la pista por algunos minutos. Los responsables no han sido capturados, pero su acto quedó registrado en redes sociales.