• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Los casos de gripe y tos, asociados a fiebres, dolor en el cuerpo y garganta, son enfermedades de tipo respiratorias que están aumentando en las últimas semanas en Managua y que están llenando las salas de consulta externa de las diferentes unidades médicas de salud.

Aunque el Ministerio de Salud (Minsa), no ha brindado reportes oficiales de ningún brote epidemiológico de relevancia, algunos doctores privados consultados por El Nuevo Diario, opinan que podría tratarse de casos de dengue.

"Todos esos síntomas parecen obedecer a un cuadro de dengue, lo que pasa es que en los centros de salud y hospitales, en dependencia de la emergencia de cada caso, a algunos les hacen exámenes en sangre y a otros no", explica el doctor Mauricio Castillo.

El principal vector transmisor del dengue es el mosquito aedes aegyptys.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los síntomas del dengue son una fiebre elevada acompañada de dolor de cabeza intenso, dolores musculares y articulares, náuseas, vómitos, agrandamiento de ganglios o sarpullido en la piel.

El doctor Castillo aclaró que se trata de un brote viral que debe ser tratado con acetaminofén cada 8 horas, la ingesta de abundante líquido, sea agua o bebidas cítricas, reposo absoluto y la constante vigilancia del paciente, para observar si el virus puede desencadenar una infección en las vías respiratorias.

"Podrán haber casos que pasen de ser una simple infección viral, a una infección bacteriana, pero ahí ya se valora que tipo de dolor se presenta y otra sintomatología que presente el paciente", explicó Castillo.

Sara Gómez Hernández, habitante del barrio 11 de Mayo, confirmó que esta semana que terminó cuatro miembros de su familia presentaron altas temperaturas que los obligó acudir a los centros de salud y a las clínicas médicas previsionales.

La eliminación de charcas y criaderos de mosquitos sigue siendo la mejor manera de combatir enfermedades como el dengue. Archivo/ END

“Mi yerno comenzó con una gran tos, tomaba jarabe, yo le hacía cocimientos, pero nada le quitaba la tos, tuvo calenturas de 39 grados, faltó dos días a su trabajo. Luego se pegó mi hija, a ella le entran y le salen las calenturas, anda mal de la garganta y también tiene tos, pero no nos dicen si es dengue o si es otra cosa”, mencionó Gómez Hernández, quien acudió al Centro de Salud Pedro Altamirano.

Blanca Gallegos, llegó a este mismo centro asistencial, con su hija de 19 meses, quien presentaba síntomas de gripe.

“Vine hace cuatro días por infección en las amígdalas, y ahora parece que por el clima le está empezando gripe. En mi casa ya les dio a todos, hasta a mis dos abuelos, y a mí como que también me quiere dar”, mencionó Gallegos, habitante del barrio Omar Torrijos de esta capital, que esperaba ser atendida por el pediatra del Pedro Altamirano.

Por su parte la doctora Patricia Solano, asegura que la consulta privada se le ha disparado en un 500 por ciento y en un 90 por ciento de los casos, los pacientes presentan un cuadro de dengue.

Solano considera que podrían ser casos de dengue clásico o hemorrágico, en dependencia de cómo avance el virus en cada paciente.

"Cuando da dengue no es regla que al enfermo le salgan ronchas o erupciones en la piel. Puede darle cualquiera de los tipos de dengue pero en muchos casos la gente no se brota, pero sí presenta los otros síntomas de fiebre, dolores abdominales y de las articulaciones, jaquecas, mareos, etc", afirmó Solano.