• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) otorgó medidas cautelares a 7 de las 16 detenidas en el marco de la crisis sociopolítica del país, según informó la doctora Wendy Flores, abogada del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Las beneficiarias son Irlanda Jerez Barrera, Olesia y Tania Verónica Muñoz Pavón, Amaya Coppens, Solange Centeno Peña, Nelly Roque Ordóñez y María Peralta Serrato, quienes están privadas de libertad por su participación en las protestas o por apoyarlas.

​​Cuatro manifestantes señalados de delitos graves

La abogada Flores indicó que las medidas cautelares se otorgaron a solicitud de los familiares, y fueron aprobadas luego de la agresión de una veintena de funcionaros varones encapuchados que el 29 de octubre entraron a la celda donde permanecen las detenidas y las golpearon, porque se solidarizaron con Irlanda Jerez y se opusieron a que la trasladaran hacia otro penal.

La doctora Flores indicó que se han violentado los derechos de las privadas de libertad, a quienes, además de la golpiza, no les permiten pasar los medicamentos que ellas necesitan, lo que consideró como una forma de castigo.

“La CIDH decidió brindar las medidas cautelares haciéndole el requerimiento al Estado de Nicaragua de que garantice la seguridad física y moral de la privadas del libertad, así también que se garantice la visita de los abogados correspondientes que las acompañan, además que se permita una adecuada atención médica”, indicó Flores, señalando que las autoridades del penal no atienden a las detenidas y no permiten que los familiares lleven los medicamentos que ellas necesitan, en especial después de la reciente golpiza.

​​Elsa Valle y su hermana han sido liberadas bajo advertencias policiales

Como organización de derechos humanos exhortaron al gobierno a que cumpla con las medidas cautelares que tienen como fin legítimo proteger la integridad de las privadas de libertad, tanto de agresiones de los funcionarios como de la posibilidad de una agresión de quienes están cumpliendo condena.

Por su parte José Denis Muñoz Pavón, hermano de Olesia y Tania Muñoz Pavón, exigió al gobierno que cumpla y acate las disposiciones internacionales de la CIDH, tanto para sus hermanas como para el resto de las privadas de libertad.

Muñoz alegó que Olesia y Tania son víctimas de maltratos físicos, agresiones verbales, violencia sicológica y amenazas. Indició que luego de la golpiza desconocen si fueron llevadas a Medicina Legal para que fueran valoradas por especialistas.

Alargan inicio de juicio para estudiantes de León

La abogada del Cenidh dijo que el gobierno de Nicaragua no ha estado cumpliendo con las medidas cautelares pero destacó que cualquier cosa que ocurra a estas privadas de libertad es responsabilidad del Estado, que es firmante de tratados internacionales sobre derechos humanos y forma parte la Organización de Estados Americanos, siendo la CIDH la sección que aborda el tema de derechos humanos.