• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La transitada cuesta El Plomo ha sido escenario en los últimos días de una serie de accidentes que han dejado varios muertos y heridos, además de cuantiosos daños materiales por la destrucción de vehículos.

Desde el miércoles de la semana pasada, cuando ocurrió la tragedia de una rastra que se pasó llevando seis vehículos y falleció un motorizado, los percances en esta vía no han parado.

Accidentes se incrementan en la cuesta El Plomo

El martes en total fueron tres accidentes los que se registraron en la cuesta y todos han sido por rastras con desperfectos mecánicos, relató una testigo.

De acuerdo con algunos conductores que viajan a diario por esta carretera, los accidentes más graves ocurren después de las 5:00 p.m. 

En esta ocasión, el más afectado fue el conductor de un taxi, de aparentemente 45 años, quien quedó prensado en su vehículo en medio de una pipa con gas y una rastra, por lo que fue trasladado a un hospital capitalino en estado reservado, según contaron otras personas que presenciaron los hechos.

Riesgos como estos han aumentado en los últimos ocho días, desde que las autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura (MTI), la Alcaldía de Managua y Tránsito Nacional desviaron la circulación a la cuesta El Plomo y cerraron el acceso a Las Piedrecitas, para finalizar la construcción del paso a desnivel.

Tráfico pesado

“Desde que cerraron Las Piedrecitas, el tráfico se ha puesto más feo. Normalmente esta carretera se pega en las horas pico de la mañana, como de 6:30 a 7:30, pero en la tarde nunca se había puesto como ahora”, comentó María González, habitante de la cuesta El Plomo.
A partir de las 4:00 p.m., “los carros, las rastras y todos los buses que van a occidente pasan horas parqueados. En ese trayecto también se dan accidentes”, añadió la testigo.

De acuerdo con algunos conductores que viajan a diario por esta carretera, los accidentes más graves ocurren después de las 5:00 p.m.

​​Accidentes de tránsito dejan 12 muertos y 62 heridos en última semana en Nicaragua

“En esta carretera se necesita la presencia de policías de tránsito, no solo que den vía como lo hacen en el empalme, sino que regulen el tráfico. La cuesta es peligrosa y muchos conductores pasan a exceso de velocidad, los motorizados aventajan y las rastras también, por eso ocurren los accidentes”, aseguró Mercedes Sosa, otra habitante.

Es difícil transitar por la cuesta El Plomo en las horas pico.

Transportistas

Otro sector que se ha visto afectado con el desvío son los usuarios de transporte intermunicipal, quienes manifestaron que después de las 7:20 p.m. no hay buses en la terminal del mercado Israel Lewites.

De esta terminal salen buses con dirección a los departamentos de occidente: Ciudad Sandino, Mateare, Nagarote, La Paz Centro, León y Chinandega.

​​Muere hombre al ser arrollado por motorizado en Rivas

“Ya ni sabemos por dónde, ni a qué hora pasan los buses, y por la cuesta El Plomo, el tráfico es muy tenso. La cantidad de buses, vehículos y camiones pesados es demasiado, porque no hay otra vía alterna para circular”, denunció Soraya Blanco, quien habita en el residencial Vista de Momotombo, ubicado en el kilómetro 20 de la carretera Nueva a León.

“Tenemos que pasar horas parados en Linda Vista por el pegón que se hace desde que hicieron el desvío”, expresó otro usuario que pidió omitir su nombre.