• Antigua, Guatemala |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

Denis Moncada, Canciller de Nicaragua, acusó este viernes a Costa Rica de ser una ficha de Estados Unidos y de vulnerar la soberanía de Nicaragua.

Durante su intervención en la plenaria de jefes de Estado y de Gobierno de la XXVI Cumbre Iberoamericana, el ministro de Exteriores dijo que Nicaragua es un país "amante de la paz" y que favorece las relaciones de "amistad, solidaridad y cooperación" entre los países.

Guatemala confirma que Ortega canceló su asistencia en la Cumbre Iberoamericana

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, hizo este viernes la única mención a las crisis de Venezuela y Nicaragua durante su intervención en la plenaria y pidió a la región encontrar una solución conjunta dentro del "multilateralismo".

El presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado / EFE "Solicitamos hoy a la comunidad internacional hacer uso de la diplomacia y el multilateralismo como herramientas válidas frente a los graves acontecimientos que se conocen (en Nicaragua)", dijo Carlos Alvarado ante sus colegas iberoamericanos.

Anonymous hackea web de la Cumbre Iberoamericana en protesta contra gobiernos de Nicaragua y Guatemala

Ante ello, Moncada aseguró que Costa Rica está "ardiendo" con huelgas, "represión policial por doquier, muertos y heridos durante las protestas cívicas de su pueblo sin armas reclamando justicia social", y le pidió arreglar sus asuntos internos "y no utilizar a Nicaragua y Venezuela como pretexto para evadir sus responsabilidades".

El presidente costarricense también apuntó que el diálogo de Nicaragua quedado como un eco que retumba únicamente en los corazones de quienes solo piden una sociedad justa, igualitaria, donde existan para todos oportunidades de diálogos francos y sinceros para lograr así una democracia acorde con los valores de estabilidad regional.

Felipe VI y Sánchez se reúnen con presidentes de Centroamérica antes de Cumbre

Costa Rica ha sido uno de los países más afectados por la crisis que se desató el pasado abril en Nicaragua, ya que desde entonces miles de nicaragüenses han emigrado al país vecino huyendo de la represión gubernamental y la violencia.

La Cumbre Iberoamericana se realizó hoy en Antigua, Guatemala La crisis de Nicaragua ha dejado más de 300 muertos desde el estallido social de abril, de acuerdo con los organismos humanitarios, aunque el Gobierno solo reconoce 199.

El presidente de Nicaragua Daniel Ortega canceló de último momento su asistencia a la Cumbre Iberoamericana y el canciller Denis Moncada estuvo en su representación.