• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Ramón Orlando Ortega Palacios, graduado en economía, aplicó este año a una beca para estudiar en la República de China Taiwán, pero no clasificó al programa que le permitiría estudiar chino mandarín durante un año y después optar por una maestría o un doctorado.

Sin embargo, el graduado en economía aprovechó para estudiar inglés de forma intensiva en una organización no gubernamental donde aplicó al examen Toefl y lo aprobó.

“Después de eso pensé que no iba a perder todo el año y decidí aprender un curso gratuito de chino mandarían que se impartía en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (Unan-Managua) y en la Academia de Idiomas. Estudiaba todo el día”, recordó el joven.

El embajador de la República de China Taiwán en Nicaragua, Jaime Chin Mu Wu, expresó que ese examen lo han realizado en los últimos 10 años y cada vez hay más estudiantes participando. Nayira Valenzuela/ END

Ortega Palacios, al igual que otros 45 estudiantes, aplicó al examen Toefl en las instalaciones de la Universidad Católica Redemptoris Mater, Unica, adonde llegaron alrededor de 46 jóvenes a realizar la prueba de excelencia.

“El idioma no es complicado, si a uno le gusta vas a dedicarle tiempo y parte de tu vida, porque lo importante es relacionar las palabras. En mi caso, estudié inglés, francés y hablo español, en esas tres lenguas existen palabras similares pero el chino mandarín es muy complicado por la escritura y la pronunciación, porque hay sonidos parecidos”, dijo el economista.

Asimismo, refirió que volverá a aplicar al programa de becas del Gobierno de China Taiwán, porque desea estudiar una maestría en su campo.

“Esta es una oportunidad que espero no desperdiciaré, porque entre más estás preparado mejor podés enfrentar las exigencias de un mercado laboral cambiante”, mencionó Ortega Palacios.

Durante los 10 años de enseñanza del idioma, 400 estudiantes se han beneficiado con este programa de becas del Gobierno de Taiwán, de los cuales 300 se han graduado, algunos se han quedado trabajando en países asiáticos y actualmente hay 100 estudiantes becados. Nayira Valenzuela/ END

Thelma Del Carmen es una joven a la que siempre le ha gustado estudiar idiomas y en el caso particular del chino mandarín asegura que le resulta interesante.

Del Carmen expresó que las personas creen que el idioma es difícil pero que no es así en la práctica.

“En lo personal, me ha ayudado mucho el material didáctico que me han facilitado. Sin embargo, lo más difícil es reconocer los caracteres, por eso debés repasar y memorizarlos”, apunta.

Añadió que esta lengua despertó su interés por ser uno de los idiomas más hablados del mundo y los jóvenes pueden a aplicar a becas que ofrece ese país asiático.

300 graduados

El embajador de la República de China Taiwán en Nicaragua, Jaime Chin Mu Wu, expresó que ese examen lo han realizado en los últimos 10 años y cada vez hay más estudiantes participando.

“Esta es una oportunidad no solo para comprobar los resultados de los estudios en chino mandarín de los estudiantes, también es una forma de tener un certificado que sirve para futuro, para aplicar a becas por parte del gobierno de Taiwán”, dijo durante su visita a la Unica.

Agregó que durante los 10 años de enseñanza del idioma, 400 estudiantes se han beneficiado con este programa de becas del Gobierno de Taiwán, de los cuales 300 se han graduado, algunos se han quedado trabajando en países asiáticos y actualmente se encuentran 100 estudiantes becados.