• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Kevin Sullivan, el nuevo embajador de Estados Unidos en Managua quien llegó al país esta semana, asistió a misa dominical en la catedral metropolitana de Managua, en una homilía que ha sido presidida por monseñor Silvio José Báez, obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua.

En la homilía Sullivan estuvo acompañado de su esposa Mariángeles y otros acompañantes, quienes ocuparon la tercera banca de la catedral.

"Solo quiero decir que para Mariángeles y para mí es un placer compartir la misa con esta comunidad fuerte y unida este domingo, muchas gracias", expresó Sullivan al abandonar el edificio de la catedral.

Por su parte Monseñor Silvio Báez, tras presidir la homilía dijo ante periodistas que la visita de Sullivan "fue una sorpresa agradable".

"Él es un hombre católico, y hoy ha querido iniciar prácticamente su servicio diplomático aquí participando de la eucaristía en catedral y a todos nos agradó y nos tomó por sorpesa, me parece que fue un gesto personal de él como creyente, el querer venir a la eucaristía a catedral, lo saludé al inicio de la eucaistía simplemente, él quiso venir como un fiel más a participar de la misa", expresó Báez.

Báez: "Estaremos sirviendo a la gente"

El obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Managua dijo que en la próxima semana estará muy activo en diferentes parroquias de la capital.

"Más que nunca deseo con la fuerza del Señor estar como pastor al servicio del pueblo de Dios, y espero en esta próxima semana estar más presente que nunca en las distintas parroquias de la arquidiócesis, para compartir con mi pueblo el evangelio que lleva esperanza, que lleva fortaleza, que cura heridas, que nos abre a la luz, sobre todo en estas fiestas próximas en honor a la virgen purísima Concepcion, en unidad y año nuevo", indicó el líder religioso.

Durante su homilía Báez hizo un llamado a a la feligresía a estar firmes en la fe y en la confianza en Dios para la solución a cualquier necesidad.

Kevin Sullivan junto a su esposa y su hija, en la homilía de este domingo en la catedral de Managua. Cortesía Café Con Voz/ END

"Yo al final resumí todo, retomando las palabras del cardenal (Leopoldo Brenes) y creo que resume el espíruitu de la Conferencia Episcopal en este momento: Queremos a nuestro pueblo y estaremos siempre en medio de la gente, sirviéndoles, en el anuncio de la palabra de Dios", expresó.

A la pregunta de cómo se sentía celebrando la misa en cataderal después de varios meses si oficiar una homilía en este recinto, monseñor Báez dijo que "muy feliz".

"Me he sentido muy feliz siempre en medio de mi pueblo, desde que vine a nicaragua he sido muy querido por la gente y continuo sintiendome acogido, y querido, lo cual fortalece muchisimo mi ministerio, para un obispo el cario de la gente es el mejor regalo de Dios, se los digo de corazón", finalizó Báez.

La Iglesia católica calificó el pasado 23 de octubre como “ataques mediáticos” los señalamientos de simpatizantes sandinistas contra monseñor Silvio José Báez, a quien acusan de ser el “líder de los tranques en Nicaragua” y lo conminan a salir del país o ser enjuiciado por “terrorista, golpista y asesino”, basándose en un audio en el cual el religioso presuntamente “conspira” contra el Gobierno.

Kevon Sullivan, embajador de EEUU en Nicaragua asistió como un fiel más a la misa en catedral esta mañana. Nayira Valenzuela/ END

“Mi conciencia no me reprocha nada ante Dios”, respondió en esa ocasoión monseñor Silvio José Báez, ante los señalamientos del Gobierno y sus simpatizantes.