•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Nicaragua es uno de los países donde los casos de malaria aumentaron hasta en un 20% en el 2017, según el más reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) publicado este lunes. 

El Informe mundial sobre el paludismo contiene información sobre el comportamiento de esta enfermedad en los diferentes continentes en donde se reportan casos. 

Según el documento, seis países americanos vieron decrecer más de un 20% el número de casos en 2017 respecto al año anterior: Colombia, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Honduras y Surinam. Mientras que en Belice, Brasil, Costa Rica, la Guayana Francesa, Nicaragua y Venezuela, los casos aumentaron más de un 20%.

“Las Américas es la región del mundo donde más aumentaron las muertes por malaria en 2017, sobre todo debido al rápido incremento de casos en Venezuela”, según la OMS. 

Se estima que hubo un total de 630 muertes por malaria en 2017 en lo que la OMS considera la región de América, que incluye Latinoamérica, el Caribe, Estados Unidos y Canadá, respecto a las 460 muertes de 2016, y las 480 muertes de 2010. 

Sin embargo, América sigue siendo la segunda región del mundo, solo por detrás de Europa, donde menos muertes por malaria hay, según el Informe mundial sobre el paludismo 2018.

La OMS calcula que hubo 773.500 casos confirmados de paludismo en esta región, lo que supone un incremento del 14 % respecto a 2010 y de un 72 % respecto a 2015.

El 53 % de estos casos se dieron en Venezuela, seguido de Brasil (22 %), Colombia (8 %) y Perú (7 %).

Insuficiente control

El epidemiólogo Leonel Argüello afirmó que la malaria, como es una enfermedad transmitida por mosquitos, si no se mantiene bajo control permanente, se dispara. 

A su criterio, la primera causa del aumento de los casos puede ser el “insuficiente control”. 

“Hay que analizar por qué, tal vez no se hicieron las actividades de control en tiempo y forma para eliminar el mosquito”, apuntó.

Normalmente en Nicaragua, donde se reportan más casos de malaria es en las zonas del Caribe, precisó el experto. 

“Sin embargo, ya tenemos malaria en el Pacífico”. El mosquito de la malaria crece en cualquier tipo de agua, sucia o potable, a diferencia del Aedes aegypti, transmisor del dengue, que se desarrolla solo en agua limpia. 

Recomendó que debe analizarse qué está pasando con el control. El experto también señaló que debe investigarse de qué forma la migración de la población del Pacífico al Caribe y viceversa, está influyendo en el aumento de casos de esta enfermedad. 

El mosquito de la malaria pica de noche y cuando pica a una persona infectada, puede transmitírsela a otra en menos de una semana, afirmó el experto. 

Argüello recomendó a la población destruir las fuentes de reproducción como charcos, basura acumulada, mantener la maleza baja y utilizar mosquiteros impregnados de insecticida.