•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Solo es cuestión de tiempo para que el Ministerio Público acuse en la ciudad de Matagalpa, al norte del país, a José David López Centeno, el supuesto autor confeso  del crimen de la joven futbolista Sherling Valeska Blandón Aráuz.

En una nota de prensa divulgada por la Policía Nacional en su portal electrónico, informa que al sospechoso le ocuparon una motocicleta que pertenecía a la víctima. El comunicado en su parte medular explica que López Centeno admitió el crimen.

La información sobre la fecha y sitio de captura del sospechoso no fue proporcionado por la institución policial. No obstante, trascendió que lo apresaron en la ciudadela de Solingalpa, al suroeste de Matagalpa.

“La Policía Nacional capturó al sujeto José David López Centeno, 35 años, confeso del hecho criminal, ocupándole la motocicleta marca Yamaha YBR125, color azul, placa MT31818, propiedad  de la víctima , misma que fue encontrada desarmada en un taller de mecánica ”, indica la nota de prensa.

Se conoció que junto a López Centeno serán acusadas dos personas más de apellidos Castillo y Palacios. 

Al cierre de esta edición, el Ministerio Público aún trabajaba en el expediente, pero hoy a primera hora podrían estar presentando la acusación.

El caso

Sherling Valeska Blandón, de 20 años, desapareció el 9 de noviembre  al  salir de su casa después de recibir una llamada telefónica. Sus familiares al percatarse que las horas transcurrieron y no apareció, la buscaron por la ciudad.

Tres días después de andar buscándola, decidieron acudir a la policía y oficializar su desaparición. 

Al poco tiempo de haber presentado la denuncia, el cadáver de la joven fue localizado por un peón en una laguna artificial, en la comunidad Apante Grande.

En la escena las autoridades encontraron documentos personales de la víctima. Por su estado avanzado de descomposición fue sepultada a las pocas horas.

La policía informó en una nota de prensa que la occisa falleció a causa de heridas provocadas por arma cortopunzante. 

El Nuevo Diario conoció que la futbolista tenía heridas en el cuello, pierna y abdomen. Mostraba también signos aparentes de estrangulamiento. 

En un primer momento la policía informó que investigaba a un hombre con las iniciales H.A.B.C por el crimen de Blandón Aráuz, pero en este segundo comunicado no precisó si ha sido liberado.

En lo que va del año, 55 mujeres han sido asesinadas en Nicaragua. De esas, incluyendo a  Blandón, 21 han sido atacadas con armas cortopunzantes. A la fecha, la familia doliente ha optado por no brindar declaraciones a los medios de comunicación.