• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Representantes de la Iglesia católica y de congregaciones evangélicas aseguraron que no están apoyando la invasión y destrucción de la Reserva Biológica Indio Maíz, tal como fue denunciado por la Fundación del Río, organismo que informó de la construcción de 17 templos de ambas denominaciones dentro del bosque.

El obispo Pablo Schmitz, encargado de la Diócesis de Bluefields, explicó que dentro de la reserva hay al menos 13 capillas católicas, las cuales han sido levantadas por los mismos feligreses, pero afirmó que como Iglesia católica no apoyan la invasión y, por ende, no son los ejecutores de esas obras.

“A nosotros no nos han donado esos terrenos, eso pertenece al Estado, pero es la misma gente que se ha posicionado en la reserva, la que ha colocado esas capillas. No es que apoyemos el acto, sino que acompañamos a la gente en su fe, la gente tiene derecho de profesar su fe. Nosotros enviamos al padre Javier Lagos a explorar y difundir la fe; no es enviado a esas capillas”, señaló Schimitz.

En marzo y abril de este año, la reserva Indio Maíz se vio afectada por un gran incendio forestal. Archivo/ END

Para el obispo de Bluefields, el verdadero problema frente a la destrucción de la Reserva Indio Maíz “está en quién está detrás de esa gente, pagándole para que corten madera”.

El informe de la Fundación del Río revela que seis iglesias católicas y 11 evangélicas se han construido dentro de la reserva, misma que hace siete meses perdió 5,000 hectáreas de bosque, producto de un voraz incendio que duró más de una semana.

EL cardenal Leopoldo Brenes aclaró que la Iglesia católica cuando construye un templo es porque “el terreno pertenece a la Iglesia o porque nos lo han obsequiado, pero nunca construimos en terrenos que no nos han donado”.

Evangélicos rechazan

El pastor Juan Ramón Arauz, líder de la denominación Pentecostés Unida, refirió que “hay situaciones que se salen de control, ya que hay feligreses que conforman templos sin consultar o estar conformados, pero nosotros no estamos de acuerdo con que se haga de esa forma, porque sí hay que llevar la palabra de Dios, pero también se deben respetar los recursos naturales y las leyes”.

La Fundación del Río menciona a las iglesias evangélicas Asambleas de Dios, Las Profecías, Pentecostés Unida, Mipic, Menonitas y Pentecostal Unida, con templos dentro de reserva y las señala de “reforzar la invasión”.

Por su parte, el representante de las Asambleas de Dios, Pedro Pablo Rojas, informó que se encuentra investigando el caso de las dos congregaciones que la Fundación aduce que pertenecen a su denominación, ya que no han recibido solicitudes y tampoco están de acuerdo en que se esté invadiendo un territorio protegido.

La Fundación concluyó su informe invitando a pastores y líderes religiosos a una reflexión sobre el impacto negativo que tiene, en materia ambiental, la construcción de iglesias dentro de la reserva. A su vez, insta a las instituciones del Estado de Nicaragua a darle seguimiento a estos casos y asumir medidas para que las estructuras sean desalojadas.