• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El doctor Ernesto Medina confirmó este viernes que "después de un largo período de reflexión", presentó su renuncia como rector de la Universidad Americana (UAM), un cargo que ocupó durante los últimos 11 años.

"Motivado siempre por la bienandanza de la Universidad, el bienestar de nuestros alumnos y el futuro de la sociedad nicaragüense, en días recientes presenté ante la Junta de Directores de UAM mi renuncia al honroso cargo que desempeño actualmente como rector de esta prestigiosa Universidad. Mi renuncia será efectiva a partir del primero de enero del año dos mil diecinueve", dijo Medina en su cuenta de Facebook.

Medina indicó que ejerció su cargo con honor y se declaró agradecido por contribuir a la formación de jóvenes.

Ernesto Medina dice que su renuncia a la UAM es sin reprochar a nadie. Alejandro Sánchez/END

"Después de una larga trayectoria dedicada a la vida académica, a la investigación y a la educación no ha sido fácil tomar esta decisión, pero al igual que tuve que hacerlo en otras encrucijadas de mi vida, he optado por tomar el camino que considero me lleva hacia un lugar en el que puedo ser más útil a Nicaragua", agregó Medina.

El académico manifestó que sus esfuerzos ahora estarán enfocados en "contribuir a encontrar una salida pacífica y duradera a la grave crisis que amenaza el futuro de Nicaragua".

Según expresó, su renuncia al cargo en la UAM lo hace "sin reproches para nadie".

"No quisiera que mi partida sea utilizada para abrir nuevas heridas o para profundizar aquellas que hoy nos dividen. La UAM, al igual que todas las universidades de Nicaragua, enfrenta ahora momentos muy complejos y difíciles que debe aprovechar convertirlos en oportunidades para seguir creciendo y fortaleciéndose en lo académico, en lo humanista y, también, en compromiso social", dijo Medina.

Al concluir su comunicado, el académico expresó que no tiene dudas de que la UAM "seguirá por el camino de mantener firme el compromiso con su misión, su visión y sus valores; sobre todo, con la excelencia, la ética y la integridad profesional, la libertad y el pensamiento crítico y el respeto a los derechos de las personas".