• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional montó este viernes un despliegue de efectivos en diferentes puntos de Managua y otras ciudades del país, lo que incluyó la detención de dos trabajadores de Radio Darío, en León.

Unos 50 agentes antimotines replegaron a periodistas de distintos medios de comunicación de la entrada a las oficinas de Relaciones Públicas de la Policía Nacional, en Plaza El Sol, cuando esperaban la llegada de miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco para conocer la respuesta sobre la solicitud de permiso para la marcha que pretendían realizar este domingo.

Las patrullas policiales se apostaron frente al Canal 100% Noticias y Radio Vos, en Matagalpa; y varios periodistas y personalidades fueron retenidos en las calles mientras circulaban en sus vehículos en distintos puntos del país.

Juan Sebastián Chamorro, miembro de la Unidad Nacional Azul y Blanco, informó que a las 8:15 a.m. fue retenido por una patrulla policial cuando salía hacia su oficina.

Explicó que los policías que lo retuvieron por un rato no eran de tránsito, le pidieron la cédula de identidad y la de su conductor, hicieron una llamada y después lo dejaron ir.

Chamorro agregó que “otra patrulla entró al vecindario donde vivo y dijeron que estaban buscando un caso de problemas familiares contiguo a mi casa y después se retiraron; obviamente son tácticas de intimidación para infundir el temor, pero básicamente eso fue lo que ocurrió y no pasó a más”.

Antes de las 8:00 a.m., el Canal 100% Noticias se encontraba rodeado de patrullas policiales cuando se transmitía el programa de opinión de Jaime Arellano, quien tuvo que salir protegido por personal de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Por la tarde, Arellano fue retenido por policías en las inmediaciones del antiguo Hospital Militar y posteriormente lo dejaron continuar su camino.

En su cuenta de Twitter, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se pronunció por el fuerte despliegue policial en diferentes puntos del país.

“El Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) de la CIDH tomó conocimiento de la realización de operativos policiales en Managua y Matagalpa, despliegues de fuerzas de seguridad que atentan contra el derecho a la libertad de expresión y la protesta social en Nicaragua”, publicó la comisión.

Impiden carnaval

En Matagalpa, al norte del país, Radio Vos, en conjunto con un colectivo de mujeres de esa ciudad, enfrentó el asedio de varias patrullas policiales en las primeras horas de la mañana, cuando pretendían realizar el carnaval “Queremos vivir sin violencia”, un evento que han conmemorado desde 1992.

Este año, el colectivo de mujeres había enviado una carta al comisionado mayor Juan Manuel Chávez, jefe policial de Matagalpa, solicitándole la autorización para el evento.

Pero este viernes por la mañana, antes de que llegaran niños y padres de familia al sitio donde saldría el carnaval artístico, un grupo de antimotines se presentó y rodeó el lugar.

Al preguntarles los organizadores a qué se debía su masiva presencia, recibieron de respuesta que tenían órdenes de no dejarles marchar.

En otro mensaje, la CIDH señaló que “además, el Meseni recibió denuncias sobre la presencia de patrullas policiales frente a la casa de Juan Sebastián Chamorro (miembro de la Alianza Cívica), quien informó junto al periodista Jaime Arellano, en una nota presentada a las autoridades, sobre la marcha del próximo domingo en Managua”.

Detienen a trabajadores de Radio Darío

Omar Alejandro López Lorío y Eduardo Patricio Linarte Amaya, ambos trabajadores de Radio Darío, en León, fueron retenidos y encarcelados este vienes en horas de la mañana por la Policía Nacional, cuando se movilizaban a bordo de un microbús en labores publicitarias (perifoneo), en el sector del barrio El Calvario.

López Lorío conducía el microbús en compañía de Linarte Amaya. Ambos fueron bajados con violencia del medio de transporte y trasladados a las cárceles preventivas de la delegación policial.

Francisco Torres, uno de los periodistas de planta de Radio Darío, confirmó la detención de ambos trabajadores y la calificó de arbitraria.
Torres explicó que después de varias horas, aún desconocen el motivo de la detención.

“El asedio de la policía hacia la emisora y sus trabajadores es constante desde abril; han sido distintas formas de asedio, en los últimos días hemos visto bastante presencia policial pasando frente a las instalaciones de la casa donde actualmente está funcionando dicha empresa”, expresó Torres.

El actual gerente de la emisora, José Toruño, se trasladó de inmediato a la delegación policial para conocer sobre la detención de sus trabajadores, pero después de varias horas no obtuvo ningún resultado.

Hasta la noche del viernes, los dos trabajadores de Radio Darío continuaban detenidos.