• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Según el más reciente informe del Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá, entre el 1 de enero y el 31 de octubre pasado, un total de 803 migrantes nicas han sido expulsados del país canalero.

Como ha sido la tendencia a lo largo del año, esta cifra representa la tercera mayor cantidad de expulsiones, solamente superadas por las deportaciones de migrantes venezolanos y colombianos que suman 3,111 y 933, respectivamente.

Desde el año pasado, las autoridades panameñas endurecieron su política migratoria. Imagen referencial. Archivo/END

De acuerdo con las estadísticas del SNM, este año un total de 5,598 migrantes que permanecían de manera irregular han sido expulsados desde Panamá. La mayor parte de las personas deportadas (3,374) eran hombres; mientras que 2,224 eran mujeres.

Razones de las expulsiones

La información oficial indica que la mayoría de las deportaciones se realizaron porque a los migrantes se les había vencido el permiso de estadía (4,785); otros 414 fueron expulsados por ingreso a Panamá de manera ilegal.

A 211 deportados se les consideraba una amenaza para la seguridad colectiva, otros 17 fueron expulsados por estar de manera irregular en la nación canalera, 17 migrantes fueron sacados, debido a que luego de haber sido deportados en meses anteriores, volvieron a ingresar de manera irregular.

Mientras que otros 7 fueron deportados luego de haber cumplido una pena en las prisiones panameñas; 3 más de los expulsados no tenían permisos laborales, otros dos eran requeridos en sus países por poseer antecedentes penales y dos más fueron expulsados por haber cometido delitos contra el patrimonio panameño o realizar alguna actividad lucrativa ilegal.

Nicas en la mira

Desde el año pasado, las autoridades panameñas endurecieron su política migratoria. Dicho recrudecimiento incluye la promulgación del decreto presidencial 269, que entró en vigencia el 1 de junio del año 2017.

Esa disposición ejecutiva se redujo de 180 a 90 días el tiempo de estadía como turista dentro de territorio panameño, específicamente a extranjeros de nacionalidades nicaragüenses, venezolanos y colombianos.

A 211 deportados se les consideraba una amenaza para la seguridad colectiva. Imagen referencial. Archivo/END

En este sentido, información del SNM precisa que en lo que va de este año, un total de 1,805 extranjeros por estatus irregular o faltas a la legislación migratoria han sido retenidos; y de este total 209 eran nicaragüenses, la cuarta mayor cantidad.

Finalmente, las cifras oficiales de migración panameña reflejan que durante 2017 fueron deportados 1,603 nicaragüenses, 21.4% más que el año 2016, cuando desde la nación canalera fueron expulsados 1,320 migrantes nicas.