• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Lejos de ser un elemento distractor en las aulas de clases, en la práctica educativa, el uso de dispositivos tecnológicos pueden convertirse en uno de los principales aliados en los procesos de aprendizaje, explicó Milada Gonçalves, gerente de Programas Sociales de Fundación Telefónica Vivo Brasil.

En un solo clic, según la experta, tanto el docente como el estudiante tienen la posibilidad de explorar el mundo a través del uso de cualquier dispositivo tecnológico en esta revolución digital.

La escuela necesita acompañar al estudiante en estos cambios, de lo contrario, quedará con enseñanzas “obsoletas”, afirmó Gonçalves.

La especialista María Gonçalves. Nayira Valenzuela/END

La gerente de Programas Sociales de Fundación Telefónica Vivo Brasil llegó la semana pasada para participar en el foro internacional: “Tecnologías Educativas Promoviendo la Innovación en el Aprendizaje de Estudiantes y Docentes”, que desarrolló la empresa en conjunto con autoridades educativas del país.

¿Por qué promover la innovación en el entorno educativo mediante el uso de las nuevas tecnologías?

Debemos partir de una idea, de cosas que sabemos por los datos que verificamos mundialmente, que la escuela no está logrando desarrollar las capacidades, las competencias necesarias para el mundo de hoy.

No podemos colocarnos en una situación de comodidad en la educación, porque los niños van a la escuela, avanzamos mucho en términos mundiales de cobertura, de traer los niños a la escuela, pero ellos siguen no aprendiendo.

La escuela no está logrando hacer su papel: hacer que los niños aprendan. Si los modelos y las fórmulas que estamos utilizando hoy no están logrando hacer que los niños aprendan hay que innovar, hay que intentar otros procesos, otras experiencias, otras actividades que hagan que los niños aprendan, esta es para mí la primera gestión.

Además, el mundo vive una revolución digital, la sociedad, toda está cambiando, y la escuela necesita acompañar esta revolución, sería como un segundo motivo del por qué innovar en la educación, si no vas a quedar obsoleta, y de verdad que ya está un poco.

¿Cómo ayudan estos ambientes inteligentes en el desarrollo educativo de los estudiantes?

Son muchas posibilidades que las tecnologías traen para la educación, por supuesto que la tecnología, por sí sola, no va a hacer la diferencia, hay que equilibrar y juntar una visión pedagógica de la tecnología y no solamente poner tecnología en un sistema que ya no está bien.

"No podemos colocarnos en una situación de comodidad en la educación", dice la experta. Nayira Valenzuela/END

Qué podemos hacer con tecnología que no haríamos sin ella: la gestión de datos, recoger datos de que los niños están aprendiendo, la gestión del acceso a todo el conocimiento producido por la humanidad y que hoy tenemos por Internet; poder acceder a fuentes, poder mirar museos, ver videos, contenidos que cuando yo estuve en la escuela no tenía esto accesible, las cosas estaban en los libros.

En la tele teníamos pocos canales, no teníamos una diversidad de canales que tenemos hoy en día, esta posibilidad de llevar la información a un clic es algo que por supuesto revoluciona la forma de aprender o interactuar con el conocimiento.

Tener acceso a información no es lo mismo que conocer, de ahí el papel de la escuela, el papel de los adultos, el papel del maestro, para trabajar con los niños y consigan construir conocimiento a partir de esta información que la tecnología nos trae.

Otro punto que la tecnología favorece es la personalización, porque puede hoy en día con la diversidad de herramienta, y de contenido, buscar o indagar temas de su propio interés y no solamente el tema que los 30 alumnos tienen que mirar al mismo tiempo, porque está en la hoja que está en la página 47 del libro didáctico, eso es algo que nos trae otra realidad de educación y la tecnología ha traído eso.

La posibilidad de hablar con personas al mismo tiempo todo por redes sociales, herramientas digitales, personas de todo el mundo, intercambiar cultura, colaborando entre padres, toda esta comunicación mucho más ágil y permanente también es algo que la tecnología nos ha traído y como que no existía 20 años atrás, es algo muy nuevo y habrá impacto en la educación.

¿Qué tipo de tecnología es la que se puede llevar a las aulas de clases; es decir, qué recurso es el que se puede utilizar?

Lo que haga más sentido para la comunidad escolar, lo que esté a disposición, tenemos que trabajar con lo que tenemos, no esperar una situación ideal, y no hacer nada porque no tengo la última tecnología, no tengo una para cada alumno, no tengo el proyector más luminoso, etcétera; es decir, trabajen con lo que tienen.

Milada Gonçalves dice que con las nuevas tecnologías la comunicación es más ágil. Nayira Valenzuela/END

Si tiene un móvil, si tiene dos laptop, o si tiene 30 tablets, trabaje con lo que tiene, no digo entonces que debemos quedarnos en una situación de no buscar mejora, no es eso. Hay que tener sentido y tenemos que tomar partido con lo que ya tenemos, es muy importante que tengamos esa visión porque si no, nunca estamos satisfechos y ahí no usamos ni lo que tenemos.

Los recursos que tenemos que llevar a la escuela son los que han existido en aquel sitio. El maestro tiene que de alguna manera manejar esos recursos, él tiene también que sentirse confortable con eso y los niños también.

Entonces, se debe elegir tecnología donde los niños y los maestros juntos se tienen que sentir seguros, confortables, es muy importante.

¿La tecnología acerca al maestro y al alumno?

Sí, es algo que ya observamos en muchos proyectos. Hay estudios que revelan que cuando un maestro asume que él también está aprendiendo el uso de la tecnología, cuando él se junta a sus alumnos para descubrir juntos, esto crea un vínculo entre ellos, y este vínculo muchas veces potencializa el pensar del alumno, porque siente su autoestima muy elevado cuando mira que su maestro está preguntándole algo; por ejemplo, para bajar un video, editar una imagen o grabar un audio, crear una cuenta en la red, etc.

Cuando el niño percibe que el maestro está confiando en él, y está pidiendo su ayuda su parte emocional, se queda mucha más abierta, y hay una identificación y potencialización para el aprendizaje de los contenidos.

Milada Gonçalves es máster en Ciencias de la COmunicación. Nayira Valenzuela/END Es muy usual que veamos proyectos de uso de tecnología en la sala de clase donde los niños y el maestro acaban funcionando como un equipo en algunas actividades.

¿El uso de Internet en las aulas o de aparatos tecnológicos puede distraer al alumno, o más bien lo ánima a seguir estudiando?

No, porque cuando el niño está muy interesado en la temática, en la actividad, él no se distrae. Es un engaño creer que son las tecnologías las que distraen al estudiante, muchas veces estamos disciplinados, pero desconectados mentalmente.

Tú puedes tener niños en silencio en la sala, pero no preguntan, no hablan, no están en una actividad creativa, están solamente escuchando. No tener la atención de los niños con actividades expositivas más tradicionales por mucho tiempo, es muy difícil, y no es efectivo.

Yo creo que no lograremos los resultados de aprendizaje que deseamos en las escuelas si continuamos, muchas veces, insistiendo en este modelo de exposición de contenidos tradicionales, porque no hay aprendizaje de esta manera. Algunas veces hay memorización, hay niños que sí consiguen aprender, pero no son todos.

La tecnología cuando es bien utilizada puede sacar resultados muy buenos de aprendizajes, pero también cuando no es bien utilizada puede caer en esta situación donde cada uno va a hacer lo que quiere en su tablet o su ordenador.

Una vez que llevan la tecnología al aula, ¿Cuál es la posición que asume el maestro?

Él tiene aún una figura de autoridad muy importante, pero no una autoridad que va a pasar todo el contenido. Para un niño es mucho más importante mirar en el celular; por ejemplo, una molécula por toda la parte multimedia, que un profesor explicando todo al respecto.

No quiere decir que no es importante que el maestro sepa todo el contenido que tiene que saber. ¿Qué hace el maestro hoy? Un buen maestro conoce a cada uno de los alumnos, y sabe en qué fase del aprendizaje está, sabe que un alumno aprende más escuchando, el otro prefiere leer, entonces el maestro debe estar atento para conocer a cada uno de sus estudiantes y no estar preocupado de presentar todo el contenido en el pizarrón, su función hoy en día es estar atento, estar preparado para crear actividades donde los alumnos puedan intercambiar papeles.

Crear distintas actividades dentro de su clase es una función muy importante del maestro, él es la figura adulta y eso no se cambia, él es un ejemplo y tiene que liderar, ser coherente y muy vigilante con sus actitudes, él es un ejemplo, eso no va a cambiar, él sigue siendo una autoridad, pero su forma de trabajar necesita cambiar.

Esta generación de maestros que está viviendo esta transformación que empezó 20 años atrás, pero sigue en curso, es una etapa de transición, y yo creo que para ellos no es fácil.

¿En qué momento cree es importante hacer estos cambios en las escuelas?

Ni todos se dan cuenta, algunos no se han dado, otros tal vez tengan más predisposición, pero aquellos que perciben y se impactan con el hecho de que sus niños no estén aprendiendo y vuelven a sus casas pensando que necesita hacer algo diferente.

Si encuentras un maestro que está exactamente en este punto es confortable porque está dando lo mejor, entonces hay un potencial muy grande de transformación porque hay satisfacción con la escuela.

Un maestro es uno de los profesionales más estratégicos, ellos tienen una función social de más grande importancia.

¿La incorporación de tecnología en los centros ayudaría a resolver problemas de aprendizaje?

Creo que tiene un potencial muy grande de ser una de las herramientas. Solamente la tecnología sin una mudanza enseña un cambio. Sin una visión de la educación no creo que sea el camino porque si tienes, por ejemplo, treinta notebooks, treinta alumnos y quieres todos los días que los alumnos entren al mismo contenido, qué diferencia hace eso de pedir que abran el libro en la página 30, todo al mismo tiempo.

Tú podrías hacer otra cosa. Un grupo hace búsqueda con un tema de interés, otro hace lectura, otro construye una presentación, en todo eso la tecnología puede apoyar, pero no es solo la tecnología la que hará este cambio, tú debes tener un maestro que proponga actividades distintas.

¿Estaríamos hablando de una alfabetización digital dentro de las escuelas?

Sí, muchas veces sí. Depende un poco del contexto, la alfabetización es como conocer las letras y descifrar los códigos, es muy importante hablar de la seguridad en el Internet, hablar con los niños sobre los riesgos que hay porque estar en Internet es estar en el mundo.