• León, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Un aumento de los saqueos de huevos de tortugas paslamas en las playas de León, denunciaron miembros de la Cooperativa Palo de Oro, quienes consideran que esto afectará el futuro de la especie.

El presidente de la Cooperativa, Santos Pravia, detalló que en el 2017 recolectaron 25,000 huevos de tortuga paslama en las playas que van desde Bocana de las Peñitas hasta la Laguneta, en Isla Juan Venado, ubicada a 25 kilómetros al suroeste del departamento de León.

Sin embargo, en lo que va de 2018 solo han rescatado 3,000 huevos, ya que muchos habitantes de la zona llegan a saquear los nidos.

“El desempleo que hay en esta zona, por la situación que está atravesando el país desde abril, ha ocasionado estos saqueos. Antes la gente se defendía con las ventas en los restaurantes, los tours y otras actividades ligadas al turismo, pero como eso está paralizado totalmente, entonces empiezan a buscar qué vender (…) por eso saquean los nidos”, explicó Pravia.

Solicitan apoyo

Los comunitarios que intentan preservar la tortuga paslama afirman que ante la depredación se han comunicado con las autoridades de la Policía Nacional y del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), pero les responden que no cuentan con los recursos para apoyarlos.

“La Policía no nos ha apoyado en resguardar estas especies. Nosotros les hemos dicho, pero nos informan que no tienen mucho personal en esta zona”, refirió Pravia.

El presidente de la Cooperativa Palo de Oro resaltó que antes de la crisis sociopolítica, las zonas de nidos de tortugas paslamas estaban “más reguladas, pero ahora no hubo veda.

“Nosotros entendemos que las autoridades tienen muchas obligaciones, por eso hacemos lo que podemos para proteger las tortugas, pero les informamos que no nos damos abasto y aquí los estamos esperando”, apuntó.

La resolución magisterial 003.01.2018, aprobada el 12 de enero de este año, declara que la tortuga paslama está dentro de las especies en vedas nacionales indefinidas.

Los socios de la cooperativa han solicitado apoyo a la organización Flora y Fauna Internacional (FFI) para proteger a las tortugas paslamas, quienes les colaboran comprando los huevos a los saqueadores para rescatar más nidos.