•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El Gobierno de Nicaragua  expulsó este lunes a la feminista y defensora de derechos humanos Ana Quirós. Aunque no hubo una declaración oficial de las autoridades nicaragüenses, la canciller costarricense, Epsy Cambell, lo anunció por la noche en su cuenta oficial de Twitter.

Luego fueron publicados audios de Quirós a su llegada a la frontera de Peñas Blancas. 

 ​​Costa Rica confirma que Ana Quirós ya fue deportada desde Nicaragua

La Dirección General de Migración y Extranjería advirtió a otras tres defensoras del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, que se abstuvieran de participar en actividades políticas por su condición de extranjeras residentes.

Beatrice Uber, de Suiza y las hermanas Ana María y Ana de Jesús Ara Soberriba, de España, son las activistas citadas a Migración y Extranjería. 

A las activistas de Matagalpa, les retiraron sus cédulas de residencia y les hicieron firmar un documento en el que se comprometen a no participar más en actividades políticas. 

De igual forma, les indicaron que deben presentarse cada 15 días, mientras realizan un nuevo trámite de solicitud de residencia.

“Nos hicieron firmar un documento, algo que nosotras ya sabíamos que no debíamos hacer, en el que nos comprometíamos a no participar en actividades políticas. Nos han retirado la cédula de residencia y  tenemos que volver a empezar como si fuera la solicitud por primera vez. Nosotras, en los últimos 33 años que hemos vivido aquí, solo hemos hecho renovación”, explicó Ana María Ara Sobarriba, al salir de Migración.

Notificada el sábado

Juanita Jiménez, directora ejecutiva del Movimiento Autónomo de Mujeres (MAM), explicó que Quirós tiene la nacionalidad nicaragüense, y el sábado pasado le notificaron que debía presentarte este lunes a Migración y Extranjería. En la citatoria no se especificaba los motivos, pero sí que debía estar a las 10:00 a.m.

Antes de acudir a la entrevista, la activista intentó presentar un recurso de revisión ante el Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM), en el Complejo Judicial Central de Managua, pero no logró pasar del portón principal.

 Acusan a Alex Vanegas de escándalo público

Posteriormente, se dirigió a un hotel de la capital donde, acompañada de otras activistas y abogados del Centro Nicaragüense de Derechos humanos (Cenidh), denunció en una conferencia de prensa el repentino citatorio.

Beatrice Hubber, Ana María y María de Jesús Ara Sorribas, también fueron citadas a Migración y les indicaron nuevos requisitos para mantener su residencia en el país.

“No es un papel lo que da la nacionalidad, ni es un papel lo que me la va a quitar, si ese fuera el caso.  He estado comprometida siempre con Nicaragua desde la primera vez que vine, cuando tenía 15 años y aún estaban humeantes los escombros del terremoto. Desde entonces me siento comprometida con Nicaragua, con su gente y con las leyes”, expresó Quirós 

Al culminar la conferencia, Quirós, acompañada de una abogada del Cenidh, se dirigió a Migración; y al poco tiempo de haber ingresado a esa entidad, un fuerte dispositivo policial fue desplazado en el lugar.

Ana María Tello y Alexander Álvarez, del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se presentaron a Migración para conocer qué ocurría alrededor de la activista y por la fuerte presencia policial.

Los representantes del Meseni anunciaron su visita al personal de seguridad, pero ningún funcionario les atendió. Tello y Álvarez esperaron de pie durante unos 90 minutos. 

“Nos quisimos acercar justamente para constatar de primera mano la presencia amplia de antimotines y la situación de las defensoras que estaban aquí esperando una resolución de otra defensora de derechos humanos, como lo es Ana Quirós”, expresó Tello a su llegada a Migración. 

 Colegio niega intención de sacar a menores amenazados por policías

Por la tarde, las otras activistas Beatrice Hubber, Ana María y María de Jesús Ara Sorribas, acudieron a la cita portando bolsos, mochilas y documentos personales en mano.

Las extranjeras manifestaron que no entendían por qué las habían citado, pero que acudían sospechando que serían deportadas. Son parte del Colectivo de Mujeres de Matagalpa, que a finales de la semana pasada organizó un carnaval artístico contra la violencia hacia las mujeres.

Ana Quirós.

El evento, que consistía en recorrer algunas calles de esa ciudad, mostrando diversas expresiones artísticas, no fue posible porque la Policía Nacional, a última hora, les informó que no podían marchar, pese a que el colectivo solicitó el permiso con varios días de anticipación.

Antimotines rodearon ese día el edificio del Colectivo de Mujeres y los estudios centrales de Radio Vos. 

Campbell explica

Epsy Campbell, canciller de Costa Rica, explicó que su país había sido informado sobre la detención y próxima expulsión de Quirós. 

La canciller publicó un video en el cual se aprecia a Óscar Camacho, cónsul de Costa Rica en Nicaragua, informando sobre la detención e inminente expulsión de Quirós.

“El consulado de Costa Rica en Managua ha sido informado por las autoridades del Gobierno de Nicaragua, de la detención y próxima expulsión de la ciudadana costarricense Ana Quirós, quien reside en este país y es una activista de los derechos feministas. La señora había sido golpeada en enfrentamientos durante las protestas con las policía  de Nicaragua, actualmente está a la orden de la Dirección General de  Migración. Procederemos como consulado y en mi carácter de Cónsul General, pedir una visita consular para ver el estado de salud y su condición jurídica, asimismo para elaborar el debido documento de viaje que nos fue solicitado”, expresó Camacho en el video difundido por la Canciller.

El expresidente Óscar Arias Sánchez, en su cuenta en Facebook, manifestó: “Sigo con enorme preocupación la detención en Nicaragua de la activista costarricense Ana Quirós. Después de vivir más de 30 años en Nicaragua, Ana adoptó la nacionalidad nicaragüense”.

Más tarde, el cónsul de Costa Rica en Nicaragua, Óscar Camacho, confirmó que Quirós ya estaba en la frontera de Peñas Blancas.