•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Durante una breve entrevista que brindara a la cadena de televisión CNN, la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, dijo que a petición de autoridades de Nicaragua, una misión de esta oficina estará regresando a Managua, para tratar de retomar el proceso de investigación de la situación de los derechos humanos.

“Hemos recibido hace tres semanas una carta (de autoridades nicaragüenses), señalando el interés de que alguna misión técnica vuelva a Nicaragua, y nuestra jefa de la oficina regional en Panamá va en el mes de diciembre a relacionarse con las autoridades nicaragüenses para ver si son adecuadas o no las condiciones para que nuestra gente pudiera volver a continuar en el terreno, trabajando”, expresó Bachelet.

En caso de que las condiciones sean adecuadas, Bachelet dijo que la misión de Naciones Unidas estaría regresando a Nicaragua para retomar el contacto con familiares de víctimas, con personas detenidas y con representantes del gobierno.

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. Archivo/ END

“Para poder tener un informe nuevo, pues el anterior es de abril hasta agosto, pues efectivamente nos han llegado nuevas denuncias importantes de situaciones que están afectado a estudiantes, a personal médico, a líderes de la oposición, que varios han tenido que salir del país”, expresó Bachelet.

La alta comisionada para los derechos humanos de la ONU, agregó que su predecesor en esta oficina, dio a conocer el reporte de la misión que había ido a Nicaragua en agosto, y luego la misión debió salir de Nicaragua, “pero que igualmente se continúa con el monitoreo de las denuncias, la verificación de los datos, y con un reporte desde Panamá”.

Michelle Bachelet, alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos. Archivo/ END

“En el mes de septiembre, el ministro de relaciones exteriores (Denis Moncada) vino a Ginebra, me señaló que ellos no habían expulsado a la misión y que obviamente querían seguir en relación con la oficina. Yo le manifesté que nosotros igual íbamos a hacer desde el exterior el seguimiento de los casos y los informes pertinentes. Pero que si querían que volviéramos a Nicaragua era perfectamente posible pero en condiciones de que la gente pudiera hacer su trabajo”, expresó Bachelet a la cadena CNN.