• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

En agosto, la profesora Rina Emilia Ordóñez recibió con orgullo un reconocimiento por su excelente labor en el Centro Escolar José Dolores Estrada de Tipitapa, y un mes después fue despedida y expulsada por las mismas autoridades escolares que la premiaron, quienes recurrieron a policías y civiles armados.

Ordóñez está demandando su reintegro al trabajo mediante una acción legal, para la cual pidió el apoyo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Profesora denuncia despido por criticar al Gobierno en redes sociales

La profesora afectada tiene más de dos décadas de ejercer la docencia y afirma que en esa ocasión compartió en las redes sociales su opinión sobre la crisis sociopolítica que estaba afectando a Nicaragua, lo que no le gustó a la directora de la escuela.

El procurador laboral José López y la profesora Rina Emilia Ordóñez  muestran  los  reconocimientos recibidos por la maestra, un mes antes de ser despedida.

“Lo que me indigna es que me sacaron con policías y como si no fuera suficiente, alrededor del colegio había civiles con la cara tapada y con armas de guerra”, recuerda la profesora Ordóñez.

Afirmó que el despido se lo comunicaron solo de manera verbal, nunca recibió una carta formal señalándole las causas.

“Yo no hice nada malo en el colegio, pero la directora me dijo que eso me pasaba por andar hablando contra el Gobierno”, relató Ordoñez en las oficinas de la CPDH, el organismo que la asiste legalmente en la demanda de reintegro.

Medida injustificada

El procurador laboral de la CPDH, José López, dijo que el martes acompañó a Rina Emilia Ordóñez a la Sala Laboral de Tipitapa; y también a María Isabel Cano, otra despedida del mismo centro mediante una “medida arbitraria e injustificada”.

147 denuncias de despidos del Estado en cuatro meses

Destacó que la jueza que lleva la causa por la demanda de reintegro dejó abierta la posibilidad que en la próxima sesión sea citado José Antonio Alvarado, representante de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua (Anden), ya que las dos maestras afectadas pertenecen a esa organización sindical y son firmantes de convenios laborales que fueron violentados por el Ministerio de Educación.

López aseguró que en la expulsión de Ordóñez se irrespetaron los procedimientos establecidos para la suspensión de contrato y se violentó la Ley de Servicio Civil y de la Carrera Administrativa.

​​Otro docente despedido de la UNAN-León