• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Condenas que oscilan entre los 61 y 68 años de prisión pidió este miércoles el Ministerio Público para cinco líderes del Movimiento 19 de Abril de Matagalpa, a quienes el juez Séptimo Distrito Penal de Juicio de Managua, Melvin Leopoldo Vargas García, declaró culpables por cuatro delitos.

Los fallos de culpabilidad dictados por el juez Melvin Vargas recayeron sobre los jóvenes Eduardo Tijerino, Roberto Cruz Altamirano, Francisco Castro Jarquín, Solange Massiel Peña y Nelly Roque Ordóñez.

Una vez conocidos los fallos de culpabilidad, la representación del Ministerio Público pidió que los jóvenes que participaron en las protestas antigubernamentales en Matagalpa, sean sentenciados a 35 años de prisión por cinco robos agravados que les son atribuidos.

Además, el órgano acusador solicitó al juez sentenciador que sancione con 18 años de privación de libertad a los cinco inculpados por tres secuestros simples y 7 años más por crimen organizado.

Para Roberto Cruz Altamirano y Francisco Castro Jarquín, a quienes el juez Vargas declaró culpables por uso de armas restringidas, la Fiscalía pidió otros 8 años de cárcel.

Para Eduardo Tijerino, Solange Massiel Peña y Nelly Roque, quienes resultaron inculpados por portación ilegal de armas, el Ministerio Público pidió para ellos un año de privación de libertad.

El abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Julio Montenegro, quien ejerce la defensa de los cinco jóvenes matagalpinos, solicitó las penas mínimas por cada ilícito para totalizar 16 años de privación de libertad.

El juez Melvin Leopoldo Vargas, quien a estos juicios solo permite el ingreso de los medios oficialistas, programó la lectura de sentencia para el próximo 10 de diciembre a las 3:30 p.m.

Expulsan a periodistas

En el Juzgado Sexto Distrito Penal de Juicio, el juez Ernesto Rodríguez Mejía, quien mandó a sacar con los vigilantes a los reporteros de El Nuevo Diario y el Diario Hoy, pero permitió el ingreso de los medios oficialistas, continuó el juicio contra el odontólogo Irvin Escobar Ortiz y los universitarios Crisffer Bustos Molina y David López Artola. Ellos están siendo procesados por uso de armas restringidas.

“¿Doctor usted nos está mandando a sacar?”, se le preguntó dos veces al juez Rodríguez Mejía, quien olvidando su condición de empleado público, respondió: “no tengo nada que responderle a usted”.

Durante la continuación del juicio, declararon cuatro policías y fueron presentadas una escopeta calibre 12, un rifle y una pistola que según la Fiscalía, le fueron ocupadas al galeno, además de unos tubos que son las armas artesanales que según el órgano acusador, le fueron incautados a Bustos Molina y López Artola.

Una vez que terminaron de declarar los cuatro policías, el judicial suspendió el juicio y programó la continuación del mismo para el próximo 13 de diciembre.