• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El juez Tercero Distrito Penal de Juicio de la capital, Álvaro Martínez, sentenció al anochecer de este jueves a una pena de 16 años de prisión a nueve jóvenes a quienes la Fiscalía de Nicaragua los acusó por terrorismo “en perjuicio de la tranquilidad pública de la sociedad nicaragüense”, según indica el escrito acusatorio.

En sus alegatos el Ministerio público considera que estos jóvenes fueron detenidos en el contexto de la toma a las instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua).

Sin embargo, según los abogados defensores, estos son estudiantes sobrevivientes al ataque de tropas combinadas de policías y parapolicías a la Iglesia Divina Misericordia, lugar donde estos se refugiaron la noche del 13 de Julio del 2018, y allí fueron atacados con potentes armas fuego por grupos parapoliciales y agentes policiales.

Los sentenciados son: Frederick Eliseo Castillo Huete, Jeffry Isaac Jarquín, Emmanuel Antonio Dávila Largaespada, Justino Antonio Jarquín, Bryan Alexander Palma Arauz, Jorge Carlos Zapata Guillén, Pedro Antonio Aguilar Sánchez, Carlos Anuar Varela Pavón y Martín Josué Jarquín Paz.

No obstante tanto Jarquín, como Castillo Huete y Dávila Largaespada también fueron condenados a nueve meses de privación de libertad por portación ilegal de armas más el pago de una multa de 4,490 córdobas con veinticinco centavos.

Este grupo de jóvenes que logró sobrevivir gracias a que fueron rescatados por el cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio apostólico Estanislao Waldemar, fueron capturados por la policía en una casa de seguridad en las cercanías del mercado Oriental, una semana después del ataque a la iglesia Divina Misericordia.

En la resolución condenatoria se indica que los sentenciados a dieciséis años de prisión terminarán de cumplir su condena el 19 de Julio de 2034, mientras que los tres a quienes les agregaron el delito de portación ilegal de armas, saldrían libres el 19 de abril del año 2035.

Por disposición del judicial los jóvenes cumplirán su sanción en el sistema penitenciario Jorge Navarro, mejor conocido como La cárcel Modelo, de Tipitapa.