• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La inversión del Ministerio de Educación (Mined) en la formación de un profesor de colegio público, se limita a 30 centavos de córdoba al año, según la partida presupuestaria correspondiente a esta institución, explican expertos.

Este año, el Mined destinó inicialmente C$305.4 millones para la inversión en formación docente, pero con la reforma presupuestaria aprobada en agosto, el monto total quedó en C$253 millones.

Matrículas en colegios públicos inician sin filas

Sin embargo, la proyección para 2019 es peor, ya que se reduce el monto a C$227 millones, una reducción de C$25 millones a la partida de formación docente, lo que el catedrático Rafael Lucio Gil considera “vergonzoso y un duro golpe a la calidad educativa de los colegios públicos”.

“En el tema de formación docente, el Estado tiene una deuda pendiente. Hemos observado la propuesta (presupuestaria) de 2019 y es vergonzosa por la cantidad que se asigna, no pasamos de 30 centavos de córdobas por docente en todo el año para el tema de formación docente”, expresó.

Lucio Gil señaló la importancia de que los docentes cuenten con información actualizada, que se les prepare para tener una visión crítica y, sobre todo, innovadora en los aprendizajes, para que aporten mejoras en el sistema educativo por medio de ideas frescas y adecuadas a cada una de las realidades de las zonas en las que imparten el conocimiento.

Mined convoca a matrículas para 2019 sin metas

Otro aspecto que debe de mejorar el sistema educativo es la valorización de cada uno de los docentes, pero no solo en lo económico. “Hay que valorizar a los docentes desde la raíz, de los males que les aquejan. Los males que le aquejan desde el modelo de formación, ya que cuando el modelo de formación es instrumentalista no es el adecuado, porque es una violencia simbólica, realmente dañina que carcome la conciencia de los maestros”, explicó.

Muchos estudiantes reciben clases de parte de profesores que no son titulados.

“No toda la culpa la tienen los maestros en las fallas que se ven en la calidad educativa”, opinó Lucio Gil, e instó a que dentro del Mined se asuman políticas que ayuden a mejorar el sistema educativo y que estas no sean impositivas, sino una herramienta que se pueda ir nutriendo de cada una de las experiencias de los docentes.

El recorte

Jorge Mendoza, especialista en Educación y director del Foro de Educación y Desarrollo Humano (FEDH), señaló que el techo de la calidad de la educación lo constituye el tema de la formación docente.

“Si no resolvemos el tema de la formación docente en todas sus dimensiones, reconocimiento salarial, moral y de adecuada formación y de alta motivación, que son los requisitos que establece Naciones Unidas, no vamos a prosperar mucho en el tema de calidad”, explicó Mendoza.

Despidos y migración es negativo para la educación nica

Una investigación del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp) sobre el presupuesto en Educación, muestra el bajo porcentaje que se destina a la formación de los profesores.

Muchos estudiantes reciben clases de parte de profesores que no son titulados.

“Nosotros hemos calculado el gasto en educación como porcentaje que se destina del total del presupuesto de gastos… Se divide en educación preescolar, primaria, actividades centrales, alfabetización, educación especial, formación y desarrollo profesional. Este último solo se queda con el 1.64%, según la proyección de gastos para 2019”, detalló Leonardo Labarca, investigador presupuestario del Ieep.

Ese porcentaje, que equivale a C$253 millones para 2018, es el que se destina para la formación de los más de 50,000 docentes de la Educación Pública del país, según Labarca.

El gasto en Educación desde el 2002 venía aumentando en 14.7%, sin embargo, con la crisis de este año y la modificación del presupuesto, se redujo en 9.37%, dijo.

El experto en análisis presupuestario resaltó que la reducción en los gastos en educación pudo evitarse, si le retiraban el presupuesto a otras actividades menos importantes de otras instituciones del Estado, para garantizar la calidad educativa y no tanto la recreación.

Los restos

Uno de los principales retos del sector educativo, según algunos especialistas, es la creación de un Plan Nacional de Educación, que cuente con propuestas para mejorar la formación docente, la matrícula, el calendario escolar, la remuneración de educadores y el acceso a la educación.

“El país presenta muy pocos avances en relación a varios referentes de carácter internacional, me refiero a las Metas de Educación 20-30; en ese tema el Estado de nicaragüense se encuentra en la saga, partiendo de que ni siquiera cuenta con un plan nacional de educación que esté alineado y articulado en un compromiso planetario, donde Nicaragua también ha asumido compromisos para aportar a la calidad educativa”, comentó Jorge Mendoza.

Taiwán promueve el mandarín en escuelas de Nicaragua

Para estos especialistas, es prioridad que el Ministerio de Educación garantice que en un Plan Nacional se establezca la titulación magisterial.

Muchos estudiantes reciben clases de parte de profesores que no son titulados.

Un diagnóstico realizado por el Mined, del cual tuvo conocimiento Mendoza, revela que el 56% de los maestros de Preescolar, el 15% de Primaria y el 58% de Secundaria, no cuentan con un título para ejercer el cargo en sus respectivas áreas, por lo que urge garantizar que los docentes cuenten con la formación adecuada.

También señalan la importancia de mejorar la paga que reciben los maestros, pues consideran que alguien que no vive bien, no puede rendir bien en sus labores.

Un maestro nicaragüense ganaba en 2016 unos C$4,900 mensuales. Actualmente, un docente devengan entre C$8,000 y C$9,000 mensuales, sin embargo, esta cantidad no compensa su carga laboral porque muchos imparten hasta tres materias en aulas con hasta 30 alumnos, dijo una docente que prefirió el anonimato.

Labarca dijo que, en cuanto a inversión educativa, en 2015 Nicaragua estaba en tercer lugar entre los países de Centroamérica, porque invirtió el 4.72% del PIB, solo por encima de El Salvador (4.1%) y Guatemala (3%).

Nicaragua gana concurso regional de colegios americanos

Sin embargo, “todo esto tiene que ver con el tamaño de la economía, si bien es cierto Guatemala es la última de la lista, pero es una de las economías más grandes de Centroamérica, por ende, invierte muchísimo más que Nicaragua”, indicó Labarca.

El análisis del especialista del Ieepp es que Nicaragua está manteniendo la inversión en educación respecto a 2015, que es el 4.5% del PIB.

Crisis arrastra al sistema educativo

Desde el 18 de abril pasado, la educación pública y privada se ha visto afectada por las protestas ciudadanas y la represión gubernamental, lo que podría causar una “crisis al sistema educativo”, según expertos.

Fueron afectados el calendario escolar, la situación laboral de los docentes y el derecho a la educación superior, indica un informe preliminar del impacto de la crisis sociopolítica en la educación, elaborado por el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

En los últimos ocho meses, se perdieron 41 días del calendario escolar. La paralización de las clases se dio en al menos 11 departamentos de Nicaragua, los que presentaron mayores focos de conflictos. Entre ellos están: Masaya, Managua, Carazo, Río San Juan, Estelí, Matagalpa, León, Granada y Rivas.

Muchos estudiantes reciben clases de parte de profesores que no son titulados.

Las universidades más perjudicadas en su ciclo académico, fueron: la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), Universidad Politécnica (Upoli), Universidad Agraria (UNA) y la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) de Managua y de León.

Despidos

El análisis del Ieepp también refiere que el Ministerio de Educación (Mined) y algunas universidades tomaron decisiones que afectaron directamente a la calidad educativa, por el despido de más de 58 profesionales, 10 de educación primaria, 19 de secundaria, 24 de superior, uno de preescolar, uno de educación para adultos y otro de educación especial.

Estos despidos fueron calificados por los investigadores como “ilegales”, porque no se cumplió con lo que estipula la Ley de Carrera de Formación docente, Ley 114.

Nuevos casos de maltrato en colegios

Carlos Bonilla, investigador en temas de Educación del Ieepp, señaló que el Mined no aplicó con rigor la Ley 114, y “los docentes no tuvieron acceso a la revisión de sus casos, pues hay instituciones como la Comisión Departamental de Carrera Docente que permiten al profesor una observación de su situación y que vean si aceptan o no el despido”.

Muchos estudiantes reciben clases de parte de profesores que no son titulados.

Estas decisiones dejaron a los estudiantes con “aprendizajes incompletos, justamente en el cierre de semestre. Es decir, que si el Ministerio de Educación separa al estudiante de su maestro, lo deja sin esos conocimientos que podía recibir, ya que la institución no cuenta con el recurso inmediato para suplir ese profesional”, valoró Bonilla.

Expulsiones

El informe del Ieepp también señala la expulsión de alumnos que participaron en las protestas. En total, 144 universitarios fueron separados de las aulas de clases.

De los 144 alumnos excluidos de la educación superior; 96 era de la UNAN- Managua y 48 de la UNAN-León. Los futuros profesionales estudiaban: Medicina, Odontología, Ingenierías, Filología y Comunicación.

El Ieepp recomienda hacer un estudio a profundidad sobre el impacto de la crisis y las acciones inmediatas que debe de tomar todo el sistema educativo, analizar el acceso a la justicia de los docentes despedidos, observar la ruta de inserción de los estudiantes expulsados y despolitizar el derecho fundamental a la educación.