• Tegucigalpa, Honduras |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

Los obispos de Centroamérica rechazaron hoy en Honduras la violencia contra los obispos y la población de Nicaragua en medio de una crisis política y social que ha dejado más de 300 muertos.

"Manifestamos nuestra solidaridad con los hermanos obispos de Nicaragua y con todos sus fieles", indicó el Secretariado Episcopal de Centroamérica en un comunicado.

Estados Unidos anuncia ayuda millonaria para Nicaragua

Los obispos centroamericanos, que se encuentran reunidos en Valle de Ángeles, un pintoresco pueblo cercano a la capital hondureña, rechazaron "todo tipo de violencia contra los obispos y toda persona" de Nicaragua.

El 9 de julio pasado, un grupo de parapolicías irrumpió violentamente en la basílica de San Sebastián, donde agredieron a varios obispos y periodistas, entre ellos el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag, el cardenal Leopoldo Brenes y el obispo Silvio Báez.

Daniel Ortega cancela participación en investidura de López Obrador

La agresión ocurrió cuando los obispos viajaron a Diriamba para liberar a un grupo de enfermeros y misioneros franciscanos sitiados por los parapolicías en el templo.

"Nos unimos a las ansias de paz, justicia, libertades y el diálogo sincero en este hermano país como camino hacia la democratización", señaló el Secretariado Episcopal, que lo integran los obispos presidentes de las conferencias episcopales de Centroamérica.

Diputados sandinistas de Nicaragua amenazan a oenegés

Distintos organismos de derechos humanos internacionales y la iglesia católica en general han condenado la violencia en contra de los obispos de Nicaragua.