• Managua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), emitió hoy una carta pastoral en la que exhorta nuevamente a los nicaragüense al diálogo, el cual debe ser "asumido con coraje, despojados de egoísmo, respentando el uno al otro", para superar la crisis sociopolítica que vive el país desde hace más de siete meses.

En la carta pastoral titulada "Mensaje de Adviento", los obispos reiteran: "El diálogo debe ser la solución cívica y pacífica a la crisis que vivimos".

Los jerarcas católicos señalan que la actual crisis que vive el país tiene sus raíces en el llamado "pecado social o estructural".

Seguidamente señalan que Nicaragua vive horas decisivas y que por ello debe perseverar en la fe para romper el egoísmo.

Recordando al papa Pío XII, los pastores de la Iglesia católica nicaragüense expresan lo siguiente: "Nada se pierde con la paz, todo se pierde con la guerra".

Igualmente recuerdan que los nicaragüenses hemos vivido en carne propia la guerra fratricida "que no nos han hecho más humanos, y que por el contrario han dejado heridas que todavía no han sanado y que aún supuran odio y violencia".

Los líderes católicos señalan que el diálogo debe ser asumido con coraje, despojados de egoísmo, respentando el uno al otro y sobre todo con mucho amor a la patria.

Los obispos señalan que el diálogo se debe asumir con coraje. Archivo/END

"Un buen político es aquel que toma la oportunidad del diálogo con esperanza, se preocupa por generar procesos y no por ocupar espacios", señala la Iglesia.

Finalmente los obispos reconocen en su carta pastoral que no tienen soluciones para cada caso particular, pero que siempre tienen la voluntad de ayudar en la solución de los conflictos por el bien de la patria.

La carta pastoral está firmada por todos los miembros de la Conferencia Episcopal que preside el cardenal Leopoldo Brenes.