• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Carlos Salgar, embajador de la república de Colombia en Nicaragua, manifestó este sábado que da seguimiento a la actual crisis sociopolítica que se vive en Nicaragua y lamentó que actualmente prevalezca un contexto de incertidumbre.

“Estamos en el contexto de una gran incertidumbre y esperando que se resuelva de la mejor manera por el bien de Nicaragua”, dijo el diplomático colombiano.

El embajador reiteró que su país sigue siendo parte del equipo de trabajo que creó el Consejo permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, el cual solicitó venir a Nicaragua, y que al negar el permiso el gobierno de Nicaragua, este equipo se encuentra trabajando en Washington.

Este fue el grupo de niños premiados tras concluir la octava edición de taller de cuentos. Nayira Valenzuela/ END

“Como siempre la OEA, lo único que quiere es que se resuelva todo de la mejor manera posible y a eso es a lo que (el equipo de trabajo) se está dedicando, ver cómo puede contribuir a que se mejoren las cosas lo antes posible”, aseguró el embajador Salgar.

Papel crucial de la Iglesia católica

También se le preguntó que en caso de que se reinstale la mesa del diálogo nuevamente en Nicaragua, si sería conveniente la presencia de garantes internacionales, a lo que respondió que “eso se lograría de acuerdo con las dinámicas propias al proceso, será la misma mesa la que tenga que decidir qué tipo de negociadores, extranjeros y locales de qué calidades de personas”.

“Siempre la iglesia católica ha sido un factor muy importante en Nicaragua, no de ahora sino ancestralmente, entonces creo que son elementos que la dinámica misma y las circunstancias lo va decantando”, indicó Salgar.

Carlos Salgar (centro) durante un acto en Managua. Nayira Valenzuela/ END

El diplomático comentó que la situación de Nicaragua no le es ajena porque participó en los trabajos de Esquipulas II, con todos los procesos de paz centroamericanos de los años 80.

“Digamos que no soy ajeno a procesos similares, (porque) me tocó vivirlos en los años 80 como diplomático; pues tan real, sí, tal vez la primera vez, pero he tenido experiencias en otras regiones, así que no es nuevo”, explicó el embajador de Colombia en el país.

Considera que para la situación que atraviesa Nicaragua siempre hay salida, “lo importante es encontrarlas y no siempre es fácil encontrarlas y eso es lo que toca, esa búsqueda permanente de las circunstancias para encontrar las salidas, no cerrarse nunca a encontrar una salida adecuada”, consideró el diplomático.