• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El cardenal Leopoldo Brenes insistió este domingo en la necesidad de retomar el diálogo nacional, como único camino para salir de la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua, preocupación que quedó plasmada en la carta pastoral dada a conocer el sábado por la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN).

“Siempre estamos dispuestos al diálogo, porque ha sido como el espíritu de la Iglesia, y ya saben que yo siempre he dicho lo que dice el Santo Padre, que el diálogo es la solución y la única solución”, manifestó Brenes.

Ante anuncio de sanciones al gobierno, cardenal Brenes reitera que diálogo es la solución

El cardenal agregó que la carta pastoral de este fin de semana, es una oportunidad para reflexionar, sobre todo, en estos tiempos difíciles.

En la carta pastoral, titulada “Mensaje de Adviento”, los obispos reiteran que “el diálogo debe ser la solución cívica y pacífica a la crisis que vivimos”.

Brenes recordó la difícil situación que están viviendo las familias nicaragüenses, muchas de las cuales se han visto en la necesidad de exiliarse para evitar ser víctimas de la represión gubernamental.

Horas decisivas

La festividad de la Gritería, que se celebra en honor a la Purísima Concepción de María cada 8 de diciembre, puede ser un momento para orar por esas familias y la patria, dijo el prelado.

“Yo he visto a mamás que han llegado a mí llorando por la captura de un hijo, ante la muerte de un hijo, pero también me ha dolido mucho escuchar a una mamá llorar y pedirme oración porque su familia está dividida”, dijo Brenes al finalizar la misa dominical en la Catedral de Managua.

El diálogo debe asumirse con coraje, dicen obispos de Nicaragua

En la carta pastoral, los obispos señalan que Nicaragua vive horas decisivas y que por ello se debe perseverar en la fe para romper el egoísmo, y señalan que “nada se pierde con la paz, todo se pierde con la guerra”.

El cardenal Leopoldo Brenes lee la carta pastoral que emitió la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Igualmente recuerdan que los nicaragüenses han vivido en carne propia la guerra fratricida “que no nos han hecho más humanos, y que por el contrario han dejado heridas que todavía no han sanado y que aún supuran odio y violencia”.

“Un buen político es aquel que toma la oportunidad del diálogo con esperanza, se preocupa por generar procesos y no por ocupar espacios”, agrega la carta pastoral.

Preocupados por sanciones

Ante un panorama bastante desalentador por las sanciones que ahora están en manos del Congreso de Estados Unidos, el cardenal Leopoldo Brenes dijo este domingo que se debe tener en mente un “plan B” y buscar una urgente salida a la crisis sociopolítica a través del diálogo nacional.

La semana pasada, la Cámara de Senadores aprobó la propuesta de Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción en Nicaragua, que impone sanciones al Gobierno nicaragüense.

Proponen diálogo ante sanciones

La iniciativa automáticamente pasó a la Cámara de Representantes del Congreso, y de ser aprobada finalmente por el presidente Donald Trump, pasará a ser ley.

“Esto, de alguna u otra forma, es toda una cadena; si afecta al Gobierno, afecta a las instituciones, afecta a todos y tenemos que irnos preparando para un plan B si esto se da (se aprueba)”, enfatizó el cardenal Brenes con preocupación.

El proyecto, es el resultado de una fusión de dos iniciativas presentadas por la excongresista Ileana Ros-Lehtinen y por el senador Bob Menéndez.

“No soy político ni pertenezco a ningún partido político ni soy analista político (…). Las sanciones no solamente afectan al Gobierno, sino que afectan prácticamente a todos, afecta a la iniciativa privada, a los banqueros, afecta a la población, así que tenemos que esperar”, manifestó el arzobispo.

El viernes pasado, el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), la Cámara de Comercio Americana de Nicaragua (AmCham) y la Fundación Nicaragüense para Desarrollo Económico y Social (Funides), insistieron en que la reanudación del diálogo es la única salida a los problemas que enfrenta en el país y llamaron al Gobierno a parar la persecución contra opositores y periodistas.

Iglesia salvadoreña se solidariza con obispos nicas

ACAN-EFE

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas, nuevamente se pronunció este domingo en contra de la violencia en Nicaragua, país que atraviesa una crisis social y política, y se solidarizó con los obispos de esta nación centroamericana.

Alianza Cívica insiste en que diálogo nacional es respuesta a la crisis en Nicaragua

“Manifestamos nuestra solidaridad con los hermanos obispos de Nicaragua y con todos sus fieles”, manifestó el religioso durante su acostumbrada conferencia de prensa en la Catedral Metropolitana de San Salvador.

Escobar Alas también expresó que en la Iglesia católica salvadoreña “nos unimos a las ansias de paz, justicia, libertades y al diálogo sincero en ese hermano país, como camino a la democratización”.

“Rechazamos todo tipo de violencia contra los obispos y toda persona”, concluyó el jerarca católico, quien en varias ocasiones ha condenado la violencia y los ataques contra los religiosos nicaragüenses y contra el pueblo.