•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) repudió este martes lo que denominó "escalada represiva y de censura" contra periodistas en Nicaragua, de la que responsabilizó a los máximos dirigentes del Gobierno de Nicaragua.

"El Cenidh repudia la escalada represiva y de censura del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo contra periodistas y medios de comunicación independientes de Nicaragua, con la intención de silenciar sus voces", destacó el Cenidh, en un comunicado.

La organización defensora de los derechos humanos emitió su rechazo luego del asalto a un periodista crítico del Gobierno al salir de su vivienda en Managua, horas después del cierre de Radio Darío en León, y varios días después de que el gobierno diera la orden de que el canal de televisión 100% Noticias fuera sacado de las transmisiones satelitales.

"Estas acciones dejan en evidencia la continuidad de una estrategia desarrollada por el régimen Ortega Murillo, dirigida contra medios de comunicación independientes, con el objetivo de conculcar la libertad de expresión y la libertad de prensa", señaló el Cenidh en su comunicado.

Asimismo la ONG advirtió que los "ataques sistemáticos que en la última semana han incrementado, ponen en tiesto la integridad de los periodistas y sus familias".

Joel Hernández, miembro de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y relator especial para personas privadas de la libertad, advirtió de su preocupación, a inicios de octubre de este año, por el inicio de lo que él denominó la cuarta etapa de represión en Nicaragua.

Pobladores y periodistas participan en un plantón de apoyo al personal del canal 100% Noticias a finales de octubre. Archivo/ END

Durante la realización de Audiencia de Denuncias sobre represión y violencia en contextos de protestas en Nicaragua, el relator de la CIDH expresó que aparentemente la cuarta etapa de la represión va dirigida a los comunicadores, quienes se han encargado de informar a los nicaragüenses y comunidad internacional sobre la crisis que afecta a Nicaragua desde hace casi nueve meses.

“Ustedes saben bien las etapas en las que ha pasado el conflicto, de la represión a la protesta, a la manera en la cual los tranques fueron levantados, ahora a la criminalización de la protesta social y veo además un elemento adicional preocupante, pareciera ser que la próxima etapa tristemente va dirigida a los comunicadores”, advirtió Hernández desde inicios de octubre de este año.