•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Uno de los fundadores del "periodismo de catacumba", Abel Calero, murió hoy a los 67 años de edad, víctima de cáncer de pulmón, informó la radioemisora La Primerísima, para la que trabajaba.

Calero, considerado un "maestro de generaciones" del periodismo radial de Nicaragua, tuvo una larga carrera como reportero que incluyó la fundación del "periodismo de catacumba", como se le llamó a la prensa que se ejercía de forma clandestina hacia el final de la dictadura de Anastasio Somoza Debayle, derrocado en 1979.

El "periodismo de catacumba" consistía en informar a la población sobre la situación que vivía Nicaragua en aquellos años, sin que la dictadura se diera cuenta, ya sea de forma directa o través de periódicos y radioemisoras clandestinas.

Abel Calero. Cortesía/END.

Su nombre fue inspirado en los rincones de las iglesias donde se escondían los periodistas y guerrilleros del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) cuando aparecía la Guardia Nacional, Calero entre ellos.

El periodista, quien destacó como comunicador en la Radio Sandino y La Primerísima, recibió el Premio Nacional de Periodismo Rigoberto Cabezas en el año 2004.

Calero también fundó la Unión de Periodistas de Nicaragua (UPN), que por años fue el principal gremio periodístico del país.

El Gobierno de Nicaragua lamentó la muerte de Calero.

Los restos del periodista fueron velados en el Teatro Nacional Rubén Darío.