•   Managua, León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Radio Darío continuará operando “pese al asedio, la intimidación constante y los ataques desmedidos” de las autoridades gubernamentales, afirmó este martes su director y propietario, Aníbal Toruño.

La policía retuvo e interrogó durante varias horas a cuatro trabajadores después del operativo violento realizado el lunes, provocando que la emisora saliera del aire. Los agentes también se llevaron equipos, aseguró Toruño.

El radiodifusor dijo que mientras los policías allanaban el lugar sin orden judicial ni resolución administrativa del Instituto Nicaragüense de Telecomunicaciones y Correos (Telcor), el personal de la radio permaneció retenido y los alrededores del inmueble estuvieron rodeados por miembros de la Dirección de Operaciones Especiales (DOEP).

Toruño relató que los agentes que ingresaron al edificio, requisaron los teléfonos celulares de los colaboradores que estaban de turno, y revisaron una de las dos computadoras que poseen.

Aseguró que el operativo del lunes, además de las pérdidas de equipos, provocó daños sicológicos al personal. El ordenador que inspeccionaron no aparece.

“Estamos impactados, afectados con todo lo que nos pasó anoche (el lunes). El operativo que se montó fue desmedido, abarcó toda una manzana. Secuestraron equipos, requisaron teléfonos celulares y se los llevaron; ha sido un momento sumamente difícil, a los colaboradores los amenazaron con llevarlos a prisión si continúan trabajando para la radio”, denunció Toruño.

Aníbal Toruño, director de Radio Darío.

Para el empresario radial, los responsables del operativo “sabían muy bien lo que hacían”, ya que buscaron información en los ordenadores del área de prensa y esposaron a determinados colabores.

“Cuatro trabajadores fueron enchachados (esposados) y llevados a una camioneta, los tuvieron así por una hora. Nos señalaron de golpistas, pero nosotros estamos defendiendo la democracia y la libertad de informar”, manifestó.

Violencia

Francisco Torres, uno de los periodistas que presenció el allanamiento, afirmó que entre las 4:00 p.m. y 5:00 p.m. del lunes, cuando los trabajadores de la empresa comenzaron a salir de su jornada laboral, fueron retenidos, requisados e interrogados por policías.

Torres describió que los uniformados entraron intempestivamente a las instalaciones de las radios (Darío y Sky), sacaron de la cabina a los locutores de turno, esposaron a Henry Blanco y Ausberto Solís, luego a Rudy Ramos y Sergio Hernández; los montaron en una patrulla y los encarcelaron. Los cuatro fueron liberados después de las 10:00 p.m. del mismo lunes.

“Uno a uno nos iban interrogando, nos quitaron celulares y cédula, repetían el discurso de que estamos trabajando en una radio golpista, terrorista, que saben que el jefe (Aníbal Toruño) financió los tranques”, expresó Torres.

Una trabajadora de la radio, que pidió ocultar su identidad por temor a represalias, afirmó que con este tipo de acciones, la Policía está sembrando el terror entre la población. 

Condena

Este martes, el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) repudió la agresión contra Radio Darío y dejó claro que la acción forma parte de una estrategia del Estado contra los medios, para violentar la libertad de expresión.

El obispo de la Diócesis de León, monseñor César Bosco Vivas, también lamentó lo ocurrido. “Tendríamos que vigilarnos todos para no pasarnos de la raya, ni por violencia física para callar a nadie, ni por violencia de expresiones que quizás no son el mejor abono para la paz, en la situación tan delicada en que vive Nicaragua actualmente”, dijo el obispo.

La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) se pronunció condenando los ataque a Radio Darío, Radio Mi Voz y el Canal 100% Noticias.

“Frente a las reiteradas denuncias de amenazas y actos intimidatorios contra periodistas y trabajadores de 100% Noticias, Radio Darío, Radio Mi Voz y otras voces disidentes, Oacnudh urge al Estado a cesar estas persecuciones y respetar la libertad de expresión”, declaró el organismo en su cuenta de Twitter.

La Asociación Internacional de Radiodifusión (AIR), que representa a más de 17,000 medios de radio y televisión en todo el continente, expresó su condena y rechazo al allanamiento de Radio Darío en la ciudad de León.

“La AIR exige al Gobierno, el respeto a las emisiones de Radio Darío y la devolución de la totalidad de los equipos que le fueron ilegítimamente confiscados, así como el cese de todos los sistemáticos hostigamientos y actos de violencia contra periodistas y medios de comunicación”, señala el comunicado de AIR.

En abril de este año, cuando iniciaron las protestas contra el Gobierno, Radio Darío fue quemada elementos afines al Frente Sandinista, según denunció Toruño entonces.

El pasado 23 de noviembre, dos empleados de la emisora fueron detenidos por la policía cuando hacían un trabajo publicitario en las calles de la ciudad de León. Además, dijo Toruño, los empleados son vigilados constantemente, aun cuando están en sus hogares.