•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La situación de “hostigamiento y persecución” contra opositores, líderes sociales y defensores de derechos humanos, más las violaciones a la libertad de prensa y expresión, son temas que abordarán este jueves en la audiencia pública de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington D.C., EE. UU.

El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) informó que estará acompañando al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), en este 170 período de sesiones de la CIDH, porque el Estado de Nicaragua “continúa implementando prácticas violatorias de derechos humanos para desincentivar y castigar la protesta social”.

La situación de “hostigamiento y persecución” contra estudiantes, líderes sociales, personas defensoras de derechos humanos, y personas que ejercen como comunicadores o forman parte de medios de comunicación, es un patrón que no ha cambiado en el contexto de la crisis, declaró el Cejil. 

Sin diálogo

Los “espacios de diálogo han disminuido” como resultado de la “criminalización” de las manifestaciones, señaló el Cejil.

El organismo internacional agregó que “el deterioro de los espacios cívicos y la consecuente vulneración de los derechos de reunión, manifestación y protesta social, son evidentes en Nicaragua y constituye una violación a los derechos humanos de las personas”. 

Desde abril pasado, la protesta social y la consecuente represión gubernamental significó la muerte de 325 personas, entre ellos 24 niños. Más de 300 manifestantes están detenidos, 200 profesionales de la salud despedidos y 40 trabajadores fueron despedidos de las universidades, indican cifras del Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), creado por la CIDH.

Las violaciones a la libertad de expresión y a la libertad de prensa, también serán expuestas en la audiencia de la CIDH este jueves, informó el Cejil.

Se hará especial énfasis en las últimas “agresiones, intimidación, ataques, robos destrucción de medios, persecución, vigilancia y censura de medios de comunicación”, agregó.

Para esta audiencia, la CIDH reservó el espacio para la representación del Estado de Nicaragua.

Sin embargo, el Estado no acudió al 169 período de sesiones, celebrado del primero al 5 de octubre pasado.

 Lea: Sacerdote quemado con ácido sulfúrico por una mujer en catedral de Managua

Wendy Flores, asesora jurídica del Cenidh, explicó que la ausencia del Estado es una forma implícita de decir que no quiere “dialogar con la sociedad civil”.

“Esperamos realmente que esta situación cambie, esperamos que el Estado acuda a la audiencia (…) tiene que haber un compromiso del Estado, de que va a haber un cambio, aunque en la práctica hemos visto otra cosa, más represión, más ataques contra los periodistas, más detenciones ilegales y arbitrarias, más abuso de las autoridades policiales”, dijo Flores.

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) y el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), entre otros organismos, también fueron convocados para participar en la audiencia.