•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El padre Mario Guevara Cerda, de 59 años, sufrió un atentado este miércoles con ácido sulfúrico, que le lanzó una mujer de origen ruso, en el interior de la Catedral de Managua.

Guevara fue atendido de emergencia en el Hospital Vivian Pellas con quemaduras en el cuello, brazos, mejilla y un ojo. Afortunadamente “las quemaduras no son gravísimas y se someterá a tratamiento en la casa”, tuiteó monseñor Silvio Báez.

La Policía Nacional informó que otras cinco personas también fueron atendidas por el ataque con “ácido desconocido” dirigido contra el religioso.

El hecho ocurrió en un momento en que las relaciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno están tensas. El presidente Daniel Ortega acusó este lunes a los obispos de haber apoyado un supuesto golpe de Estado en su contra.

La atacante, identificada por la policía como Elis Leonidovna Gonn, de 24 años, tiene nacionalidad rusa; ingresó a la catedral y esperó que el sacerdote bendijera unos crucifijos para lanzarle el químico, estando en la nave central. 

“Él estaba terminando unas confesiones y salía de la Sangre de Cristo, se detuvo a bendecir unos crucifijos y la mujer se le acercó y le tiró el ácido”, explicó José Pineda, testigo del ataque.

El lugar del ataque quedó salpicado de sangre y en la botella utilizada por Gonn se leía que era ácido sulfúrico. “Nosotros escuchamos cuando él pedía ayuda y se quejaba del dolor”, relató Pineda.

Mientras auxiliaban al sacerdote, la agresora intentó escapar, pero fue capturada por un grupo de feligreses.

Bajo la protección de las monjas que se encontraban en el templo, Gonn manifestó, según afirma la hermana Aracely Guzmán, que “el diablo la había enviado para matar a un sacerdote, de no hacerlo, ella moriría”.

“Nosotros le dimos asistencia porque ella también se quemó. La muchacha no estaba bien, tenía la mirada viendo al vacío. Le pedimos a la Policía que la trataran bien, porque ella también es un ser humano”, dijo la religiosa Guzmán.

La Arquidiócesis de Managua, en un comunicado, lamentó el ataque e informó que el padre Mario Guevara, quien es Vicario de catedral, fue trasladado a un hospital por el sacerdote Luis Herrera.

“Agradecemos sus oraciones por la salud y recuperación del padre Mario Guevara, quien tiene 59 años de edad y sufre diabetes. Invitamos a todos los fieles a sumarse en oración por todos nuestros sacerdotes en este novenario en honor a la Inmaculada Concepción de María”, indica el comunicado.

El Nuevo Diario consultó a un médico sobre los daños que provoca a la salud el ácido sulfúrico, y éste explicó que eso está en dependencia de la extensión que abarca el líquido sobre el cuerpo.

Es decir, si la sustancia química abarca una pequeña extensión y apenas entra en contacto con la piel, el daño no será grave, pero si es lo contrario, las consecuencias podrían ser fatales. 

“En principio es una sustancia corrosiva, que ocasiona una quemadura química, si la exposición es sobre cuello y el pecho, puede provocar insuficiencia respiratoria, y es necesario entubar o practicar una traqueotomía”, dijo el especialista consultado.

Elis Leonidovna Gonn fue arrestada en la catedral de managua. a la derecha el lugar donde el sacerdote mario guevara sufrió el ataque con ácido. Óscar Sánchez/END

Precisó que si el líquido se extiende en el ojo, puede afectar el globo ocular. Si el paciente padece de diabetes, como es el caso del padre Guevara, el proceso de cicatrización tardará más tiempo porque su sistema de defensa no es igual al de una persona que no padece de esa enfermedad.

De uso restringido

El ingeniero químico Octavio Castrillo aseguró que el ácido sulfúrico es uno de los más fuertes que existen en su tipo.

“Es un destructor de tejidos. Cualquier sustancia que invade le extrae el agua presente y causa daño severo”, explicó. 

El ácido sulfúrico tiene varios grados de concentración que van desde el nivel 1 hasta el 100, pero aunque a una persona se le arroje un ácido de nivel bajo, esto atenta contra su vida, afirmó Castrillo.

Indicó que es difícil saber el nivel de fuerza del ácido que se le arrojó al padre y se necesita hacer un análisis a la sustancia. 

El ingeniero químico sostuvo que existe regulación para obtener esta sustancia, ya que no puede estar en manos de cualquiera. 

“El ácido sulfúrico es un precursor de drogas o se utiliza para sustancias como la cocaína”, añadió.

Mario Guevara Cerda. Cortesía/END

A su criterio, la mujer que atentó contra el sacerdote cometió otro delito al tener en su poder ese ácido peligroso.

Castrillo comentó que este químico no se puede comprar o encontrar en una ferretería, porque “los negocios deben tener un permiso de importación y para venderlo; el Ministerio de Salud (Minsa) fiscaliza este tipo de productos”. 

Castrillo dijo que para adquirir esta sustancia las personas deben justificar para qué la necesitan y generalmente el ácido es utilizado para elaborar fertilizantes, industria del plástico y la elaboración de otros productos. 

Condenas

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Cámara de Comercio Americana-Nicaragüense (AmCham) condenaron el ataque al Vicario y manifestaron que acciones como esas deberían ser desterradas y superadas con la cultura de la tolerancia y respeto. A la vez, invitaron a deponer actos que no abonan al ambiente de paz y reconciliación.

Familiares y amigos del sacerdote agredido estuvieron en la sala de Emergencia del Hospital Vivian Pellas, a la espera de noticias sobre su salud. Él salió del centro hospitalario aproximadamente a las 7 de la noche.

Monseñor Carlos Avilés, quien estuvo con el sacerdote afectado en horas de la tarde, dijo que estaba estable, aunque se le había elevado un poco la presión.