•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La organización internacional Reporteros Sin Fronteras (RSF) advirtió este miércoles sobre el riesgo de que la libertad de prensa en Nicaragua “se extinga de manera progresiva”, debido a las constantes amenazas y persecución de las que han sido víctimas los periodistas independientes por parte del Gobierno. 

El organismo internacional augura “un fin de año negro” para los hombres y mujeres de prensa, que en los últimos meses han sufrido una serie de ataques que se definen por “detenciones arbitrarias, actos de violencia, amenazas de muerte (y) espionaje”.

Denunciaron, además, “la tendencia autoritaria” del Gobierno de Nicaragua. 

Este organismo de origen francés subrayó que el asedio está dirigido especialmente hacia aquellos periodistas que el Gobierno considera “demasiado críticos”.

Asimismo, lamentó que las fuerzas policiales “ya no se contentan con obstruir el trabajo de los periodistas que cubren las manifestaciones y las protestas de la población, sino que ahora emprenden directamente acciones violentas contra los periodistas”. 

Denuncias

Reporteros Sin Fronteras documentó los últimos casos de periodistas que han sido agredidos por las fuerzas policiales y particulares, entre ellos Miguel Mora, director de 100% Noticias, quien es “acosado por la policía” desde hace varias semanas y vigilado tanto en su casa como en el trabajo, al igual que su cónyuge, Verónica Chávez. 

“El 25 de noviembre, un dron sobrevoló varias horas su casa y su jardín”, señaló el RSF, que también menciona el caso del periodista de Radio Corporación, Gustavo Jarquín, a quien tildaron de “golpista” y golpearon violentamente el pasado 24 de noviembre. 

En León registran el caso de Radio Darío, uno de los más afectados por “la censura y la represión”. Esta emisora fue incendiada y destruida por “simpatizantes sandinistas” en abril pasado y más recientemente, el pasado 3 de diciembre, la policía ordenó apagar los equipos en su nueva sede, “a la vez que intimidó a los empleados que estaban en el local”.

En este departamento también documentaron el caso del periodista Álvaro Montalván, de Radio Mi Voz, quien fue detenido por ser crítico al Gobierno. 

RSF “lamentó”, a su vez, la detención “arbitraria” del periodista Luis Sánchez Sancho, de 76 años, editorialista del diario La Prensa, quien estuvo seis días detenido, después de un accidente de tránsito que califican de “banal”. 

El exilio forzado de Carlos Pastora, gerente de Canal 10; las amenazas de muerte contra Jaime Arellano, presentador del programa Jaime Arellano en La Nación; el caso de Eddy López, corresponsal de La Prensa, entre otros, fue mencionado por la organización.

Interponen nuevas denuncias contra Miguel Mora en la Fiscalía 

Simpatizantes del Gobierno interpusieron nuevas denuncias ante el Ministerio Público contra el director de 100% Noticias, Miguel Mora.

En estas nuevas denuncias se le acusa de “organizar y dirigir actos de violencia”.

Los simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) también responsabilizan a Miguel Mora por los asesinatos de Kevin Cruz y Roberto Cortés, en el departamento de Carazo, y la destrucción total de la vivienda de Salvador Avilés, en Villa Flor Norte.

El pasado lunes, varias familias simpatizantes del Gobierno acudieron a las oficinas del Ministerio Público en Managua para denunciar a Miguel Mora por supuestamente “incitar a muerte, odio y terrorismo”.

En esa ocasión también lo responsabilizaron, entre otras muertes, por el asesinato de Guillermo Méndez Ortiz, quien supuestamente fue asesinado en un tranque de Jinotepe, Carazo el pasado 12 de junio y la desaparición de Bismarck Martínez, trabajador de la Alcaldía de Managua, a quien supuestamente secuestraron en un tranque de la misma ciudad. 

Ante las acusaciones, Miguel Mora denunció que simpatizantes del Gobierno de Nicaragua lo acusan de delitos que no ha cometido, como parte de una campaña para censurarlo.

El director de 100% Noticias ha manifestado que a pesar del asedio, amenazas e intimidación recibidas por parte de simpatizantes del Gobierno y la policía, no piensa abandonar el país y que continuarán denunciando las violaciones de derechos humanos ocurridas en Nicaragua. Según Mora, todas las denuncias en su contra son amenazas para intimidarlo y callarlo. 

Distintos organismos de derechos humanos han condenado las agresiones que han sufrido periodistas y medios de comunicación independientes en los últimos días. 

Entre ellos, la Oficina de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH), la cual urgió al Gobierno de Nicaragua respetar la libertad de expresión y cesar los actos de asedio e intimidación contra periodistas y medios independientes.