•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Gobierno de Nicaragua condenó “enfáticamente”, la agresión sufrida por el padre Mario Guevara, a quien una mujer de origen ruso le arrojó ácido sulfúrico la tarde de este miércoles en las instalaciones de la Catedral Metropolitana de Managua.

“Queremos ser enfáticos en nuestra condena frente a algo inusitado en nuestro país, no hemos visto ese tipo de acciones antes en Nicaragua, más en una iglesia”, dijo Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua a medios oficialistas.

 Lea: Atacan con ácido a sacerdote

Según la funcionaria, el incidente no corresponde con las culturas y costumbres de los nicaragüenses, razón por la cual espera que la Policía Nacional brinde más detalles de las investigaciones realizadas hasta el momento.

“La Policía Nacional ayer presentó su primera nota, y esperamos que estén brindando sus informes continuamente en la medida en que van avanzando en esas investigaciones”, expresó Murillo.

La Policía Nacional identificó la noche de este miércoles como ciudadana rusa a la mujer que atacó con ácido sulfúrico al presbítero Mario Guevara.

 De interés: ¿Quién es la mujer que atacó con ácido a un sacerdote en Catedral de Managua?

El nombre de la atacante es Elis Leonidovna Gonn, de 24 años, quien según las autoridades portaba un pasaporte de origen ruso número 6646016.

El hecho ocurrió en un momento en que las relaciones entre la Iglesia Católica y el Gobierno están tensas, sin embargo, la vicepresidenta enfatizó en condenar el ataque al religioso.La Policía Nacional afirmó que al sacerdote lo atacaron con un líquido desconocido. Foto: Oscar Sánchez/END

“Queremos dejar claro que condenamos enfáticamente como hemos condenado siempre cualquier forma de violencia, siempre hemos procurado relaciones armoniosas entre los seres humanos y este hecho ocurrido en una iglesia nos llama a la reflexión y por supuesto a la condena”, agregó la vicepresidenta.

 Además: Conozca la historia del exorcista más célebre del mundo

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y la Cámara de Comercio Americana-Nicaragüense (AmCham), también condenaron el ataque al Vicario y manifestaron que acciones como esas deberían ser desterradas y superadas con la cultura de la tolerancia y respeto.

 A la vez, los empresarios invitaron a deponer actos que no abonan a construir un ambiente de paz y reconciliación.