•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Durante los últimos siete meses la Iglesia Católica de Nicaragua ha sido víctima de saqueos, destrucción, incendios, amenazas de muerte y agresiones físicas a sacerdotes, además de que algunas iglesias fueron escenarios donde jóvenes murieron por protestar contra el Gobierno.

Los obispos de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) sirvieron como mediadores y testigos en el Diálogo Nacional entre el Gobierno de Nicaragua y la Sociedad Civil, y algunos templos se convirtieron en refugios de ciudadanos que protestaban en contra del Gobierno, por lo que fueron víctimas de ataques de policías y civiles armados.

 Lea: Atacan con ácido a sacerdote

Este es un resumen de las agresiones a la Iglesia Católica durante los últimos siete meses de crisis en Nicaragua.

20 de abril

Estudiantes sufren ataque en la catedral de Managua

El 20 de abril, estudiantes que protestaban en el sector de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), fueron dispersados luego que antimotines de la Policía Nacional les dispararan balas de goma y lanzara gases lacrimógenos, obligándolos a reconcentrarse en las afueras de la Catedral Metropolitana de Managua.

Al ser perseguidos por oficiales de la Policía y civiles armados, los estudiantes y personas que los respaldaban pidieron permiso para refugiarse dentro de la Catedral, lugar donde también acopiaron víveres usados para contrarrestar los efectos de los gases de las bombas lacrimógenas lanzadas por los antimotines, además de medicina para atender a jóvenes que resultaron con heridas.

Decenas de jóvenes amanecieron dentro de las instalaciones de la Catedral el 21 de abril, y afirmaron que por la noche el servicio energía eléctrica fue suspendido, al mismo tiempo que continuaban siendo asediados simpatizantes del Gobierno

29 de abril

Motorizado provoca en la Catedral de Managua

El domingo 29 de abril un motorizado, irrumpió de forma violenta en Catedral de Managua aproximadamente a las ocho de la mañana, minutos antes de iniciar la celebración eucarística.

 De interés: ¿Quién es la mujer que atacó con ácido a un sacerdote en Catedral de Managua?

Según información brindada por la Iglesia Católica, el motorizado llegó a toda velocidad hasta el presbiterio de la Catedral, donde gritó exaltado y de forma retadora: ¿Quién es él quiere la paz?

El Cardenal Leopoldo Brenes y el resto de sacerdotes de la catedral de Managua condenaron lo que calificaron como una "acción provocativa".

3 de mayo

Sacerdote de Jinotepe denuncia amenazas de muerte

El padre Juan de Dios García, representante de la iglesia Santiago, en la ciudad de Jinotepe, Carazo, denunció ante medios de comunicación que es víctima de amenazas de muerte y de una ola de desprestigio moral.

Vista dela iglesia Santiago, Jinotepe. Foto: Archivo/END

Según el párroco, las amenazas en su contra comenzaron después de que abrió las puertas de la iglesia a los jóvenes universitarios cuando eran atacados durante las protestas por las reformas al Seguro Social, en abril.

22 de mayo

Iglesia denuncia amenazas de muerte

La Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) denunció amenazas de muerte y descrédito contra obispos y sacerdotes, particularmente hacia monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Managua.

Según la CEN, son “ataques del Gobierno orquestados a través de periodistas y medios de comunicación oficialistas y cuentas anónimas en Facebook y Twitter”.

 Además: Gobierno condena ataque con ácido a sacerdote en Managua

En esa ocasión los obispos de la CEN expresaron que como mediadores y testigos del Diálogo Nacional están llamados a proponer y promover todas las vías posibles para alcanzar la tan deseada democratización del país, razón por la cual consideran un “sagrado deber pronunciar la palabra verdadera que nos haga libres”.

10 junio

Profanan templo en León

En la madrugada del domingo 10 de junio, desconocidos forzaron la puerta de la sacristía de la capilla San Miguel Arcángel, del reparto José Benito Escobar en León, sustrajeron varios objetos religiosos y ensuciaron con excremento el interior del templo.

El obispo de la Diócesis de León, monseñor César Bosco Vivas, condenó el hecho y calificó como una profanación en contra de la Iglesia católica.

“Se profanó a Jesús Sacramentado, llena de tristeza a la Iglesia y a todo buen católico; se llevaron parte de la custodia y del copón”, afirmó monseñor Vivas.

Parroquia en Managua denuncia ataque de motorizados

La parroquia nuestra Señora de Lourdes, en el barrio La Fuente, en Managua, denunció un ataque por parte de motorizados, quienes tiraron piedras en contra del templo.

 También: Brenes: No pretendemos una confrontación con el Gobierno

En esta ocasión la iglesia pidió a los fieles católicos orar por los obispos, sacerdotes y nicaragüenses.

Encapuchados ponen AK 47 en cabeza de sacerdote en Matagalpa

Un grupo de encapuchados interceptó a un sacerdote de Cuidad Darió, Matagalpa, le pusieron un AK 47 en su cabeza y lo amenazaron de muerte.

Vicente Martínez párroco de iglesia Santa Lucía en Matagalpa / Archivo

“Te vamos a matar, porque tus homilías son un veneno”, dijeron los encapuchados al padre Vicente Martínez, párroco de Santa Lucía, en ciudad Darío. 

12 de junio

Parapolicías asedian parroquia San Cristóbal en Managua

El sacerdote Alfredo García de la parroquia San Cristóbal, en Managua, denunció el asedio y amenazas recibidas por paramilitares encapuchados y armados que se movilizaban acompañados por miembros de la Policía Nacional.

En el templo ubicado en el barrio San Cristóbal funcionaba un puesto médico para atender a las personas que resultaron heridas, tras ataques a quienes se mantenían en las barricadas de los barrios El Edén, María Auxiliadora y El Dorado.

Fachada de la parroquia San Cristóbal, en Managua, que este marte ha sido asediada por paramilitares. Foto: Cortesía/END

5 de julio

Acusan a sacerdote de Carazo de portar armas de fuego

El párroco de San Gregorio Magno, en Diriamba, Carazo, Deyvis Onel López Jarquín, fue detenido por agentes de la Policía Nacional y grupos progobierno lo acusaron de portar material explosivo y armas de fuego, haciendo montajes fotográficos.

9 de julio

Turbas golpean a obispos

Los obispos de Nicaragua vivieron en Diriamba una situación que el mismo cardenal Leopoldo Brenes describió como “una cosa nunca antes vista en el país”.

 Lea más: Ortega ataca a obispos

La mañana del 9 de julio, el cardenal Leopoldo Brenes y su obispo auxiliar, monseñor Silvio José Báez, decidieron visitar Carazo para solidarizarse con las personas afectadas tras los ataques por parte de policías y civiles armados, tratar de detener el asedio y negociar la liberación de los detenidos. Ambos fueron acompañados por sacerdotes de la Arquidiócesis de Managua y el nuncio apostólico en Nicaragua, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag.

Al llegar a Diriamba, todos fueron blancos de ataque. Desde el sector de Las Esquinas, cuatro kilómetros antes de la entrada a la ciudad, grupos de simpatizantes del gobierno de Nicaragua les esperaban portando banderas rojinegras y les gritaron: “Asesinos”, “golpistas”, “pedófilos” y otros descalificativos. También gritaban “queremos la paz”.

Cuando llegaron a la basílica, la agresión recrudeció. Decenas de encapuchados que se encontraban apostados alrededor del templo en camionetas doble cabina, agredieron verbal y físicamente a obispos y sacerdotes.

Un grupo de pobladores de Diriamba intentó auxiliar a los obispos, pero los encapuchados se lo impidieron.

Saquean parroquia en Jinotepe

El mismo día, civiles armados encapuchados y simpatizantes del Gobierno profanaron la parroquia Santiago de Jinotepe, en Carazo.

“Al padre Eliseo Hernández y a mí, nos trataron de asesinos, criminales y nos golpearon. Se nos llevaron nuestros teléfonos móviles y a los muchachos que nos acompañaban los hirieron”, relató el sacerdote de esa iglesia.

 Te interesa: Iglesia pide reflexión e insiste en diálogo en Nicaragua

Parte del inmobiliario y utensilios de la parroquia fueron sacados a la calle y posteriormente quemados. Varias imágenes de santos también fueron destruidas.

13 de julio

Ataque a la iglesia Divina Misericordia

La tarde y noche del viernes  13 de julio y amanecer del 14, grupos parapoliciales con el apoyo de la Policía  rafaguearon  durante aproximadamente 18 horas la iglesia Divina Misericordia y su casa cural, en Managua.

El ataque contra el templo católico y la casa cural lo ejecutaron porque allí se refugiaron alrededor de 80  estudiantes universitarios que fueron desalojados de la Universidad Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua), con nutrido fuego de armamento pesado.

“Fue un ataque demoledor, con armas de alto calibre; balas de tipo militar que incluso causaron grandes orificios en las paredes de la casa cural”, relató el padre Raúl Zamora.

El saldo sangriento del ataque armado  fue de dos jóvenes muertos y más de 10 heridos.

15 de julio

Sacerdote de Catarina sufre agresión

Jairo Velásquez, sacerdote de Catarina, fue agredido por parapoliciales en la Iglesia Santa Catalina.

En horas de la tarde, sujetos armados ingresaron de sorpresa, y de forma violenta, a la casa cural de la parroquia Santa Catalina, la cual está bajo la administración del padre Jairo Velásquez, a quien golpearon.

 Debes leer: Ante anuncio de sanciones al gobierno, cardenal Brenes reitera que diálogo es la solución

Los sujetos armados además de agredir al religioso destruyeron la parte interna de la casa cural y robaron pertenecías al sacerdote.

16 de julio

Agreden a obispo Mata en Nindirí

Simpatizantes del Gobierno atacaron el vehículo en que se transportaba monseñor Abelardo Mata, obispo de la Diócesis de Estelí y portavoz de la CEN.

Mata fue interceptado por un grupo de personas que dañó el vehículo y le gritaba “asesino”, “golpista” y “criminal”, y él se refugió en una vivienda cercana

Ese mismo día, las instalaciones de Cáritas de Nicaragua en Sébaco, Matagalpa, un organismo de asistencia social perteneciente a la Iglesia Católica fueron quemadas.

El Santísimo Sacramento de la iglesia Nuestra Señora del Carmen, profanado. Foto: Cortesía/END

20 de Julio

Profanan el Santísimo en Jinotega

La Iglesia católica denunció la profanación a uno de sus templos, dos días después de que el presidente Daniel Ortega señalara a los obispos de ser cómplices de un golpe de Estado y apoyar a “terroristas”.

Los desconocidos ingresaron al templo y “profanaron el Santísimo Sacramento del Altar que estaba resguardado en la capilla”, denunció la Diócesis jinotegana, que además divulgó fotografías en las que se observa una ventana forzada y objetos sagrados tirados en el suelo.

2 de septiembre

Turba agrede a monseñor Álvarez

El vehículo en que viajaba el obispo de Matagalpa, monseñor Rolando Álvarez, fue detenido por la policía y el religioso empezó a ser acosado de inmediato por un grupo que le gritaba “asesino”, mientras a las personas que lo acompañaban les llamaban “terroristas” y les advertían que les estaban filmando para buscarles después. El religioso fue liberado minutos más tarde. 

9 de septiembre

Padre Román denuncia agresión

El sacerdote Edwin Román de la iglesia San Miguel de Masaya, denunció que fue agredido por el comisionado Ramón Avellán, quien días anteriores al suceso fue nombrado sub director de la Policía Nacional.

 Lea: Brenes lamenta actitud policial ante colegiales

Según la denuncia del religioso, el comisionado Avellán junto a varios policías antimotines y simpatizantes sandinistas, se plantaron frente a la iglesia con un alto parlante al momento que se celebraba una misa.

El cura relató que a las tres de la tarde, mientras en la iglesia se realizaba una misa, él personalmente salió a decirle al comisionado Ramón Avellán, jefe de la Policía en ese departamento, que por favor le bajaran el volumen al alto parlante que sonaba música a favor del partido de gobierno, porque interrupían el servicio religioso, sin embargo la repuesta del oficial fue una agresión en su contra.

15 de septiembre

Golpean a sacerdote en León

Cuatro hombres encapuchados irrumpieron por madrugada en la casa del sacerdote Abelardo Toval, de la parroquia San Juan Bautista, de León.

Al religioso lo amordazaron, golpearon, robaron y amarraron.

Padre Abelardo Toval durante un oficio religioso. Foto: Archivo/END

“Los encapuchados lo ofendieron como quisieron, le pusieron un trapo en la boca, lo amarraron y lo golpearon en el rostro, el estómago y las costillas. Lo atacaron en su casa cural”, explicó el padre Víctor Morales, vocero de la Diócesis de León.

Además de golpearlo, los encapuchados le robaron el teléfono y otros artículos de la casa.

25 de octubre

Monseñor Báez denuncia acoso y amenazas

Monseñor Silvio José Báez, obispo auxiliar de Managua, denunció ser víctima de una campaña de desprestigio y acoso, además, de ser amenazado por la redes sociales y asediado por motorizados.

 Además: Iglesia en oración por gobernantes y gobernados

El religioso aseguró que tiene pruebas que demuestran que él no es responsable de todas las acusaciones que es víctima y agradece a los nicaragüenses que le han mostrado su apoyo.

5 de diciembre

Atacan con ácido a sacerdote

El padre Mario Guevara Cerda, de 59 años, sufrió un atentado este miércoles con ácido sulfúrico, que le lanzó una mujer, en el interior de la Catedral de Managua.

Guevara fue atendido de emergencia en el Hospital Vivian Pellas con quemaduras en el cuello, brazos, mejilla y un ojo.

La Policía Nacional informó que otras cinco personas también fueron atendidas por el ataque con “ácido desconocido” dirigido contra el religioso.