•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Sara Oporta celebra la tradicional Gritería en honor a la Inmaculada Concepción de María, llamada en Nicaragua la Purísima, desde hace 15 años y este 7 de diciembre del 2018 no será la excepción.

Pero a diferencia de otros años, el altar en honor a la Purísima que se levantó en la casa de Sara Oporta, en las Américas Tres, no está adornado con flores de pascua y madroño, ni con luces de colores, ni con globos.

Esta vez la imagen de la Virgen María en la casa de Sara Oporta está sobre una mesa cubierta con una bandera de Nicaragua y en el fondo del altar destacan también los colores patrios: azul y blanco.

En el altar en honor a la Virgen María que Sara Oporta levantó en la puerta de su casa en las Américas Tres también está adornado con la fotografía de 40 de los protestantes presos que ha dejado la crisis política que estalló en Nicaragua hace más de ocho meses.

Entre esas 40 fotografías está la de Guillermo Alberto Sobalvarro, hijo de Sara Oporta, quien permanece detenido en la cárcel Modelo de Tipitapa, a pesar de que desde hace dos meses la jueza Nancy Aguirre ordenó su libertad.

“Estamos pidiéndole a la Virgen Santísima que rompa esas cadenas, para que ellos que son reos políticos sean puestos en libertad, ellos están presos porque no piensan igual que quien está  gobernado”, expresó Sara Oporta.

Las 40 fotos Sara Oporta las recolectó entre los familiares de los otros presos.

Entre las gráficas que adornaban el altar de Sara Oporta en honor a la virgen están las de Albert Benard Quincel,  compañero de cautiverio de su hijo, Guillermo Sobalvarro, y del líder estudiantil Edwin Carcache.

“Cuando estaba haciendo el altar estaba muy triste, porque mi hijo no está con nosotros; pero él (Guillermo Sobalvarro) me dijo la celebrara, aunque solo tuviera para dar un caramelo”, subrayó Sara Oporta.