•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El padre de Francisco Díaz, jefe de la Policía de Nicaragua, murió este 7 de diciembre, informó la institución en un comunicado.

José Francisco Díaz Rivera, el padre del jefe policial, tenía 90 años de edad, de acuerdo con la institución en una nota luctuosa.

"Los jefes, oficiales, suboficiales y policías, enviamos a nuestro Director  General, Primer Comisionado Francisco Díaz Madriz, y a su familia, las más sinceras muestras de condolencias, por la pérdida irreparable de su señor padre, José Francisco Díaz Rivera, quien ha pasado a otro plano de vida", indica un comunicado de la Policía Nacional.

Díaz Rivera nació el primero de octubre de 1918 y murió este viernes, a los 90 años.

De acuerdo con el programa de las honras fúnebres, la vela (hoy) y el sepelio (mañana) de Díaz  Rivera se realizan en el Cementerio Sierras de Paz.

El pasado 23 de agosto se conoció que Francisco Díaz había sido designado desde el cinco de julio como el nuevo jefe de la Policìa de Nicaragua, en sustitución de Aminta Granera.

La nota luctuosa de la Policía de Nicaragua. Cortesía/END

El nombramiento de Díaz al frente de la Policía de Nicaragua lo hizo el mandatario Daniel Ortega mediante el el acuerdo presidencial 113-A- 2018.

 De manera oficial, según el decreto presidencial, Díaz tomó posesión de su cargo el 5 de septiembre.

En esa fecha, en un acto oficial con la presencia de Ortega, Díaz juró al cargo.

Pocas horas antes de que el goberno de Nicaragua publicara el nombramiento de Díaz como jefe policial, Estados Unidos había informado que al alto jefe policial lo habían sancionado con la Ley Magnitsky.

Francisco Díaz es formalmente jefe de la Policía de Nicaragua desde septiembre. Archivo/END

En un comunicado el gobierno estadounidense indicó que a Francisco Díaz se le señalaba de dirigir a la Policía para cometer "graves abusos de los derechos humanos contra el pueblo de Nicaragua", en el contexto de la crisis en Nicaragua.

En septiembre pasado, el comisionado general Francisco Díaz mantuvo que la Policía de Nicaragua continuará deteniendo a personas que participaron en tranques, por considerar que “cometieron delitos que tienen que ser castigados”.