•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Policía Nacional, a través de la nota de prensa 030-2018, informó que “no autoriza” al Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) para que marche este lunes en conmemoración del 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La Policía también señaló que los defensores de DD. HH. son parte de las “personas, asociaciones o movimientos que participaron y están siendo investigados en el fallido intento de golpe de Estado”.

Asimismo, declaró que todo lo que han realizado los directivos del Cenidh, a partir del 25 de abril de este año, “es inválido”.

 ​​Brenes: Nica Act afectará a la mayoría

Señaló a la organización defensora de derechos humanos de “incumplir con lo establecido en el artículo 16 de sus Estatutos y el artículo 21 de la Ley 147, Ley General sobre personas jurídicas sin fines de lucro”.

Ante la prohibición policial, el Cenidh anunció que suspende la convocatoria, programada para este lunes, para “no arriesgar la vida e integridad física de las personas”.

 Cenidh reporta 10 detenciones en 2 días

El Cenidh había introducido la solicitud desde el 28 de noviembre, y declaró que estaban claros que difícilmente les permitirían manifestarse, ya que cinco días antes, la Policía había rechazado la petitoria de marchar de la Unidad Nacional Azul y Blanco.

La institución policial justificó la negativa aduciendo que el Cenidh “no cuenta con una junta directiva legalmente constituida”, por lo que “no puede adquirir derechos y contraer obligaciones”.

Infringen la ley

El Cenidh se limitó a declarar que la Policía “no es la autoridad competente” para hablar sobre la legalidad de la organización.

 Policía de Nicaragua niega permiso al Cenidh para realizar marcha

Los defensores de derechos humanos agregaron que harán uso de la ley ante las autoridades correspondientes, y no se refirieron a las acusaciones de “golpistas” que le hizo la institución policial.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en alusión al Día Internacional de las Personas Defensoras de DD. HH., hizo un llamado a los Estados para que “redoblen sus esfuerzos en la creación de un ambiente propicio y seguro para quienes protegen los derechos humanos en la región”.